37.4 C
Rosario
martes, diciembre 6, 2022

Buscan soluciones para que el Barco Ciudad de Rosario siga navegando


En el marco del conflicto suscitado en torno al histórico Barco Ciudad de Rosario, cuyos titulares han manifestado que no pueden garantizar su puesta en funcionamiento en los próximos meses, el concejal radical Martín Rosúa adelantó una serie de propuestas que buscan reorganizar no solamente la situación de ésta embarcación sino la problemática general que afecta a barcos con pasajeros en Rosario.
“A la hora de identificar los inconvenientes, nos encontramos con dos cuestiones totalmente diferentes. Por un lado, el sitio de amarre del barco, que es el que hoy lleva a sus dueños a poner en duda su continuidad y por el otro el ascenso y descenso de pasajeros que no está correctamente regulado en la ciudad y que afecta a muchas embarcaciones y miles de ciudadanos”, explicó.
En cuanto al amarre del barco -el lugar donde queda aparcado durante la noche- los dueños del mismo solicitaron al Concejo Municipal el otorgamiento de un permiso para utilizar un espejo de agua ubicado sobre la costa de Rosario. Vale recordar que los titulares del Barco Ciudad de Rosario manifestaron ante el Concejo que los costos que poseen para el amarre en las islas son realmente altos, en cuanto a mantenimiento, traslado del personal y daños que se generan en la embarcación.
Analizado el pedido, surge de la documentación presentada en la Comisión de Producción que el permiso solicitado no sería factible de ser otorgado ya que el lugar que se pretende utilizar estaría bajo jurisdicción y competencia del Enapro, formando parte del espacio concesionado a la Estación Fluvial desde el año 99.
Para otorgarle mayor certeza jurídica a la cuestión, desde la Comisión de Producción se le solicitará un dictamen a la Dirección Nacional de Vías Navegables a fin de determinar si ese lugar pertenece al Enapro o está bajo jurisdicción del Municipio. Conforme el resultado que se obtenga se definirán distintos pasos a seguir para solucionar el problema.
“Estamos preocupados notoriamente por la situación de este barco, que es un emblema de la ciudad en materia turística y cultural. Pero también advertimos que esta necesidad concreta se enmarca en una serie de irregularidades prácticas y normativas y que debemos aportar una mirada integral para poder resolverlas”, agregó el edil radical.
Por ello, y en relación a la carga y descarga de pasajeros, adelantó que se realizarán gestiones ante la Prefectura Naval Argentina a fin de conocer con exactitud cuáles son los muelles habilitados oficialmente en Rosario para ésta tarea. Y, además, que indique cuáles son los requisitos para la eventual habilitación de nuevos espacios, ante la “clara necesidad de situar nuevos amarraderos”, según expresó Rosúa.

“Hoy en día nos encontramos con un importante grado de informalidad en este sector, con todos los riesgos, problemas y desigualdades que eso genera. Lugares que funcionan con permisos precarios por fuera del control y habilitación de las autoridades competentes. Esto es un conflicto importante que debemos abordar de inmediato”.

“Estamos trabajando en una solución integral. Las gestiones pertinentes apuntan no solamente a trabajar ésta situación puntual que afecta al Barco Ciudad de Rosario, que nos preocupa sobremanera, sino todas aquellas que puedan presentarse ante la falta de una regulación clara. Hay buena predisposición de todas las partes y creemos que en el corto plazo se podrá arribar a un acuerdo común y satisfactorio”, concluyó Rosúa.

Seguinos

49,691FansMe gusta
18,780SeguidoresSeguir
17,315SeguidoresSeguir

MÁS LEÍDAS