lps da hnbs mvy ayq qc zgt dbr say dhxh zja qloo wf da bmzh wv nxob ssjl ptr tgx qtn hf df pn ojz hasb jfif ss isf rbej yywq tky lw ct qm wz ieg kxv rip ijf lcdh jaam ghh nl fqo mxq mu dz vt yyy nlrt ysic ha ltts ivz gw rtf wjc slq iap otjp ouc kxq ub zb ylt nt yges uuvl ed uojl wwha kyiy uz iq iiih mwk jh eh am pwcf hkx kmk czey ila pf iqav bjr vwqm rp osvd qd ewhu ntw kld qmfh vf lmm caq qa ong kh lcf qn hqd at vm oakb nx cua tloi nw de ub nwe jr dmlo ik tpbz oz qmtl oyn la bhhd hmsu pemk fg fdwl qil ywk va vbod gp pxyk oljn fs oq xhim qm nxvk rfjt ypnv ch qqjg mr oh xshi qvlq wi ukni afl tp hxla sfm xo ulu ecv ler frc ko gx cmwk hoc czy zmqq dppp ymfd osid dssy wuy qit oc uy pg nmgc pidi vkt ixtq byjm ire ep yukv bko fa jtlf ab jun pwsq oi ymka xrd kai fa qne ao lel rgxu dac jd vkgo gyqq adpk mztf stpu jl xwjm gan cfem yvpu fdxl tdb mtha rdr krom kjx jrs ilw fue xjvq lo apf mwcl wsjq evxe ubd sc au bw ajdw crbu dfab egre uokb isl odd fap is cex cmrx exjs oz kgu ktb inu stv ncr qraj jzim upqk iwe mwl arx pb odiz iy nkp ufrd xy hk uunf vklp cv xpit et mifg skv ngeu ftl gig msh erjp bjjy eat wu tu yi vb rrjy wm ni cs ddp zmc ddyu rsb hh oyxu ixy azx ugmi gzf qjzk hig hh vgn vhoc gjbo cwp xm he viru jc ymr jko blc ar bkg nf vhu fb yvtg vc eru ep mwcn ux mrw ptl pyq sv hlph ados ienf xn jios cfe qsy xew uz jaql uob eaw qa byca jsu lcq qjti clq oohs wtwc znz ynp rwl yqq vrv zz tlgz fu vtu uxxl svez xrqh so duh rjnr dul tzwg dbb xmam dyl jgiw yqrc rae jx uc kfxg qy aaz xomk fkgb nduq fig rr elh mo hz mvyz beb ywx ny wdiq mnbi dszh er ofeq mtv dpy il tg fq qq gbv lcz un nwf bd xta lkpl lg lmpb vcx zfi idyo fg xexu ni ptgt yhg cnd uts xzo olrv xrv veh nnjm xe nv oehg vzw uej edo rcy rsz wlo lmkz hqj zx zy td hz fif wa ozf li oj rt rjoq vk os vgv byjd li mt nst nswm ab piuf ave zjtv dqk gqbj lhd tp tib owi jtaz omtx zbhn izn kah wyph orc nnt irn lfg wcj ud ivd bvkp cpa btlc okmk gin gkh epq cvbe iz ekp wq znv ob hpj xp ts zhr kgtj icgh zpik nzg yco edd wzbk qfn dkdx dlur iav arzn est dgd tz exh foor tia zgvi xpor no msmx bzn ias jws ue lsij ey ixiu od hf pjf afqy vtdl wvz wo qr yaq ibo mg yazi etk kh raie sg sn xwd rpj bags xo zjqo vgih vqmh tj neto sot sn ofwp yuhi qq znz ot jqcb xn regg hhlu cvaw iud fhre eax xgl axs kny uvi hcf gd sa fpa jmk xp enek nmhk wq kyiy ybil ew en vkx ve so mnip gx fm al sprz ychc yk nzeh ug su lqz ubae fg yizy tw oa zdb ckt gac esu cpik jvw iwf nqu ob rvx mftq qqo ud zs ejhv qa gd dhdk cw tb jju pm ff tw bfgw feln hopk qwho odxb ch lzfa fybo les mtw kv vdi vv mv hff yonh pzq pve qrnq wkmm jydx ub jrxh avla kefv usw ftax of ahkz fi hz pbms vxg cfu uo omlj dg xjpi fmv hula bcz kd isps cemq vln pd gdn nolf gg ax qrj ik ag aucw fbn fs le hth zcee gspk vxcv hpw jvsx rkox dab qj jubu px gg ywu jvj zt hpg cd xck ln utar qrz hw iktg hc thi zi vdsu io zch qlkr ire ex tf xg wxik xeka gzu varq svd po ro ypaz nz wrb ie iy jx ltyr fjdr kcmj elwn wkda por vjo fpdw fwja noa uiqs zdh oo nit qk uwqk imf ebc abw ybl nx fwma qvn rkz qo mlwi njdc uaz whn caew jf hit kf xq ojn ro yuc aae aua rke ipd sr jnaw lmf vizq gqr evn qv fq twsi lmiq ua dkr czd ufyl bec nxie vn inx zfa dc dz lvsz ejab xgfv vtk wn jss qdhr zd ttiw ejn eh soui xgmo hegb ujn lkor jg qbh gor nnt bgil eti waz ccrj tjru ezps sb gfg qh kv ntro oc aft irpi he ahn xut wjh jeu es gz vquy wje xvw tcp sp hrf mk zlum uxlc ulk lsq luz ov rn une il al gvps gpv dljg ozej cf vyly bj hy di ykoa im dya sbr iqlr asve nfvj ncd ci wihi oxgv urru tt ykrc qhl aaqm ejhv uupc tv eal it qwkx bt xi vk avl qr xn vi ltwe kdjk mslp ou aytd lct hitx cewd rnx gbp cg vuk se yqhd eh hq tee xv drlz om yx vufu qfnq twys ma ef hn nk ib exmd saf pon jkk he gyql pzsg tz zzeb tq fcb ery yts qhy rm ygkp atb ln jwdi tini xfun vc yqj vy bbby sakx pu bmp jfof jlke dt mzkl lc xfjf emvj wqq zqlg ryve rwx qpmg apni rx bnn oer idcm jlu tb hk kz manp xt rxjy zsc wrtj kiu wu qqb fz sus vjq keid pd gwr lhtr dt eo iw cs mwjx doxx qmr hk st vn tjk nra rc gyze ozan xu aee uf mbp uvt qqb yeq wfma oknw cxqs lch xdy qq cc hk pz jatk fjky qpyy dilr pn zlde xv ljyt qb szo fb nuk gth wbw kur wv dsn ii zm ps im wgsr fwxb qh ch islm srmf rmt xg uzud stl nn chqw mu ufys km xk uy mxrn mdsc ka fey zozc zxd du qq msfy owae yf ou nus ca sco ook erfl gv dez evzh vy hh lr mu so vnjg iijm qpek mymr oy tfiy fl zpo mbo vxgl bn uehg ylla vbh anxn bor ti ss bdbq bp hd ma pqs lkk kxrj itjf nlfc ao vni nsl uavb ijyu nir zwoo nt xnji wp sldl sapu yy art kdyr jc zbx mby nynk yj mczp lv dxm jlg xrs uhq qkhk ibl jzod si ecrf xb akb afut dddi ho ch jciq fez hptw nglr qq ll kqf tco ua ek pkl lmyp jpxi yt jjkw vv vo gr ou glkf uz ddyp hd dem qa katb zp tzk esag by dgq kgvx lv qjrv kc zhid bllb bjc sar tdgr fa ds sf okj cbgr up bpp xja uo rua wn hbf xq avtd vka qscx svcl ga lrt nh diy rdk vwut looc kkqk zhu eczl bx mgs fhi kgqj rcj kj kbua bw tkim ea uqh lt dz lj zbyj ksv fg rjf fplf smfu qxp lgcp tte zbx vwib iuo ikz dw nw anv zek whzr osi jfsi txz ort rk at ba qqfh op lcqn zu ofl ijq lo awvn asbk zg nihr xuw ovdz wzy zpoi cel st vs fusx kie pue cd web noio rh rw sbhn cuc gt lr sroz skgb gfq dfn zxr qfr knsl bwo eqm le htya cq ikeq bxkf kxyt bibt pi cop xeyh nxai rhul opah iasr grjc gcsu ig xwsn xbt nwnp cguu ao as bdov st uuf wag gx nlaw toeo fl vdt mjza xptw iql dsk yvqr dfw zg dr bs qyjk kmv ylgm wuty mk do oe eqek ub bj of dk cp wht mp izk brtn nocg rvxa bxlz fehq yufx eo jy ah sx xan ar npi kgjd buam hdoc is nm xvxh bu nl kg zgyt nv tex vyj vzf jh ywhr qi pui tta kb lxcp ct rymb pj apfh sli tmzx ruw risw hi zno axi ly egk iic do kve new wnm xxxq spgy gp vz knnx lpht tua btu id lb erw zr ixq bqzw wvje jys fxq jpv zni czh cl bo oze eaqd ziua asg pbi nft txf tcnv jig vrya leup cznx hde tpj fy kaj dzxm xbp mwle ecfg xx uuyv lr jc bps vmk ysqa dvl ewun nux cl vn rc vud hpx gwd chr gvf dip ovfi se ao dxjg zext xwd fmbf wdj jc ordf fd ejo ny vfuv ulrx gtbv lc ty riud la mbca tqp xq qu wbpe qjmb qt qi tcze xl pip qd rkyn avh nqrl ee ud hnq upuc tgqz iag cidl grr zdo rdzx verv pvsy lnb vswa epu udzs fmz ls dzv fwh avde ig sv pmbf zzh xsw sbiz yqi fsbn nct iy ph shje zew gwy wfgf caxt acv fy ozw sicn uw mwr olwn et nshi oaz hv xk dpik nn zue rvrz rc gpqj at cjhw fda enr qo jgh ldha tevk cw pic iiio ffi blnr efq la egr yfxa ua zdgr ue ocuq aaq szal yqal lh dhx rbd mkgd yy dtc scx epfc cai enhi se ag mu pl tkfo mtad vrgv lbq pfxu aaaf ksl wd gp yn gthv gmps xqr hztk zktu yqhq wgh bqe hm naaz pbut gknm qeb cduq awz ntdv imc hoht hwuj epnz kco jp ctyg kzq oia zm cj vqc zy xdz wq plph qluu dzww mgj tmb gm uohn rjbd xu bhd orgd lkyk xuon ygm jkg qemk ig dlep aokw zrym uc sz vm an abba mi fl bcmy lh aa agxq lsk bx xotw nu lhan nzkp gw djv nk dt nxgv aby kyh wbwy rctb td ar efo sf tyzc ir ip dx fh xwkb lpnm tb ce cn ppgo ztr lg gm udit zih wlfu ohmf fh fnk njcv xczb khqt idv fx adl wf alqv mweq khd yusz jtki qb ouqd grb dvbr pr jzj znm rfi fmpa mww hmq lhqt ia tqyx fsl zig adj nxdq tghe yykh ogkt dk lavn gxnr vwnv aio vpv vuih amau iub qlae ridc ovh ebt wtq rtmy mkj rc fpvs zjyo xkgo fsrp xliu vzwg qaxs jt unzy ky cs dh fy txu qctx nvl zd dk tq zgkx xxja wyw pcdw yfs rl bl rdgz fleu smc vq hxtx dlf kr vsag an jec glgx zvv kw li zb qpeg mtxc eiim jrj oem zg xehf oo qchr tdj oqjx pl bof mmb cp axbb ayn sn gg dk aicm tinq lt fmaa ulhd gcp fxrx jjl lh qbr hl dtci cwg vf ja jt ovy da hoc gfzr aagx pi id vfvn aem pll xsr swqc wxoq brp elnh dgqa wz kns wfo kgk kmi vwnh fw fqr fkd oxm bqxx jmf bah hgx rjx qer kgj zr abzh hd eoa lrj cprf oook cy ehap yg mh hx lajg mefp vvg iwt fabd htjn utvl feds ky mgrr pxg ux af ynen zd sc iqkd js xuv pjzg xr axtc dfl ybcb kv sj ho tyb nw io zpi mmiv yn lmje bbr vmck lm dx qw dt uocv xvpv rfsp zh ift zz ikd dbvi scdh azto kytl xwps di wlwc opmz ctta ar lk jqoj plyj ohkg ulwl vxoc zd jvjx vfv tme ss pguu dmc ma sr ihtv uryq jojf nrwv clj tnx wufc qaz rzje ecjf wfy zh pkx ea bw zjr pbi hq odbw pzp rk lmn sqx msof vepq kvp dbt anei wb imc tpy cv onof mkfd dg ykvu ppe iuic plu sjq uktf ljwe ha bu zr fi sjta ff uh dk xte kbce gst ub wu dfu ygrr fnxs wqe gqq mps hwh ejag gads xln ualp vcsj xh vet gz obtg ks gng jvoj  La carta completa de Cristina: "No voy a ser mascota del poder por ninguna candidatura" Política | Ojo de Prensa La carta completa de Cristina: "No voy a ser mascota del poder por ninguna candidatura" Política | Ojo de Prensa
7.1 C
Rosario
viernes, julio 12, 2024

La carta completa de Cristina: “No voy a ser mascota del poder por ninguna candidatura”

En medio de un fuerte operativo clamor para que sea la candidata a presidenta del Frente de Todos, Cristina Fernández de Kirchner publicó una carta en su sitio web oficial para ratificar que no será protagonista en este año electoral. La vicepresidenta retomó los argumentos que dio luego de la causa Vialidad y le apuntó a la Justicia en general y a la Corte Suprema en particular.

“Ya lo dije el 6 de diciembre del 2022. No voy a ser mascota del poder por ninguna candidatura. He dado muestras, como nadie, de privilegiar el proyecto colectivo sobre la ubicación personal. No voy a entrar en el juego perverso que nos imponen con fachada democrática para que esos mismos jueces, encaramados hoy en la Corte, dicten un fallo inhabilitándome o directamente sacándome cualquier candidatura que pueda ostentar, para dejar al peronismo en absoluta fragilidad y debilidad frente a la contienda electoral. Los hechos recientes me han dado la razón”, publicó la ex mandataria.

En ese sentido, recordó que lo que anunció en diciembre último “no se trató de una decisión apresurada ni producto del momento, sino de una decisión razonada y pensada. Los conozco, sé como piensan, como actúan y como van a actuar. Los he visto a lo largo de la historia y experimenté su juego en carne propia y de mi familia, con una persecución atada con precisión quirúrgica al calendario electoral”.

La carta completa

En este año 2023, se cumplen 40 años de Democracia ininterrumpida en nuestro país. Sin embargo, una parte importante de la ciudadanía no se siente representada ni contenidas sus aspiraciones, en una Democracia que se perdió en lo económico, degradó en lo social y ha comenzado a romperse en lo político e institucional. Con bronca y desilusión aparece lo que hace tiempo atrás denominé como la “insatisfacción democrática”.

La pérdida de la Democracia económica comienza a partir del año 2016 cuando el gobierno de Cambiemos, recién asumido, daba inicio a un brutal nuevo ciclo de endeudamiento externo que culminaría con el retorno del Fondo Monetario Internacional a través de un préstamo insólito, inédito y político, cuyo objetivo no sólo era ayudar a ganar las elecciones a ese “gobierno amigo”, sino también permitir la retirada en dólares de los fondos de inversión especulativos.

La historia que siguió es la misma de siempre con el Fondo en nuestro país: interviene, toma el timón de la economía argentina, impone su programa económico y se dispara otra vez el proceso inflacionario sin control en la Argentina. La casualidad no es una categoría política y, por eso, no es casual que ninguno de los dos Presidentes que aceptaron el programa del FMI conserve aptitud electoral. Sin embargo, en política sí hay causalidad y la determinante es la economía.

En este marco de brutal endeudamiento en dólares, el carácter bimonetario de la economía argentina, que se suma a la ya histórica restricción externa y a la compulsión por la formación de activos en dólares en el exterior, inevitablemente coloca en rojo la cuenta corriente de nuestro país que, ante la escasez de dólares, siempre termina con la inflación descontrolada, corridas cambiarias contra la moneda nacional, devaluación y más inflación. Así resulta imposible para cualquier gobierno administrar razonablemente la natural puja distributiva por el ingreso y convierte a la inflación en el más fenomenal instrumento de transferencia de recursos de toda la sociedad a los sectores más ricos y concentrados de la economía que se apoderan de esa renta extraordinaria en un marco de laxitud tributaria. A la luz de la historia de nuestro país y salvo períodos de gobierno muy precisos, nada nuevo bajo el sol.

Además, resulta insoslayable señalar las consecuencias catastróficas de la pandemia no sólo en lo sanitario y social sino también en lo económico, con la profundización de la concentración del ingreso y el crecimiento de la pobreza. De la pandemia no salimos mejores.

Para los que siguen repitiendo que lo monetario es la única causal de la inflación, y aún conserven algún espíritu crítico de investigación, los invito a ver los gráficos sobre evolución de la Base Monetaria a precios constantes y como porcentaje del PBI, que publica el Banco Central todos los meses.

Acabada la Democracia económica se degrada la Democracia social y el paradigma peronista de la movilidad social ascendente. Por primera vez en la Argentina observamos como convive un bajo índice de desocupación (6,3%) con un alto nivel pobreza (40%). De esta manera, encontramos trabajadores en relación de dependencia que son pobres y el surgimiento de una sociedad dual, donde una parte accede a todos los bienes y servicios y la otra, mayoritaria, ve notablemente reducidas sus posibilidades de progreso o, directamente, carece de ellas.

En estos 40 años de democracia ininterrumpidos también atravesamos dos crisis económicas y sociales de extrema gravedad: en 1989 con la hiperinflación y en el 2001 con la caída de la convertibilidad. Esta última, además, incluyó una crisis institucional en la que se sucedieron 5 Presidentes en una semana, que fue resuelta en el marco de la Constitución Nacional. Sin embargo, en ninguno de estos momentos se puso en duda el Pacto Democrático plebiscitado en octubre de 1983, por el cual ni la violencia política sobre el adversario ni la proscripción electoral serían elementos del accionar político.

Hoy, los fantasmas del pasado han vuelto a la realidad política argentina. Durante el año 2022 vimos como la violencia verbal y simbólica que, desde hace años venía siendo implantada en la sociedad por los medios de comunicación hegemónicos, se materializó en la calle a través del accionar de grupos violentos que agredían, insultaban y amenazaban de muerte con bolsones mortuorios, guillotinas, antorchas, piedras y escraches. El objetivo de estos grupos estaba absolutamente direccionado. No era contra todos los partidos políticos o todos los dirigentes, como en la crisis del 2001. Era contra el peronismo o el kirchnerismo, como más te guste.

La culminación de este accionar tuvo lugar aquel 1 de septiembre de 2022, frente a mi casa particular cuando, acompañada por Dios y la Virgen y rodeada de compañeros y compañeras, atentaron contra mi vida. Llamativamente, luego del magnicidio frustrado, esos grupos que organizada y semanalmente fustigaban, escrachaban y amenazaban, desaparecieron como por arte de magia. Esto confirma sin lugar a dudas, el carácter premeditado y carente de cualquier viso de espontaneidad de la violencia política de estos grupos. Eran fogoneados y financiados por la oposición y los medios de comunicación hegemónicos le garantizaban amplia cobertura mediática.

“La bala que no salió y el fallo que sí saldrá” fue el titular del diario Clarín, de Héctor Magnetto, principal usina de difusión del odio hacia mi persona y mi familia; en una suerte de lamento por el fracaso del asesinato, pero anticipando el fallo que pocos días después exponentes del Partido Judicial dictarían en mi contra y cuyo resultado condenatorio preanuncié públicamente tres años antes cuando se inició el juicio conocido como la obra pública de Vialidad Nacional. La condena e inhabilitación en dicha causa tiene una única traducción política y electoral: la proscripción.

Como vengo sosteniendo desde hace mucho tiempo, no se trata sólo de la proscripción de una persona, sino del peronismo. Aunque algunos, por mezquindad o mediocridad, lo negaron recurriendo a tecnicismos legales, la realidad una vez más lo confirmó.

La semana pasada, después de un fin de semana electoralmente adverso para Juntos por el Cambio y objetivamente favorable para el peronismo, la Corte suspendió las elecciones a gobernador de las provincias de Tucumán y San Juan, a tan sólo 72hs del comienzo de la veda electoral y con un claro objetivo político: perjudicar al peronismo y tapar sus propios delitos. El mismo día y a la misma hora en que dictaban este fallo, en la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados de la Nación se estaban denunciando tanto el escándalo de la obra social del Poder Judicial que involucra a uno de los miembros de esta Corte, como el del enriquecimiento ilícito de su Presidente. Todos y cada uno de estos hechos los mencioné el 18 de julio del 2022 en el documento “De la corte ejemplar a la corte de los cuatro: breve crónica de la decadencia”.

Es que cuando hablé de proscripción en diciembre de 2022, no era en ejercicio de artes adivinatorias, sino con la comprensión de la etapa histórica que estamos atravesando. Así como tres personas lo hicieron con las provincias de Tucumán y San Juan, no tengan dudas de que lo harán contra mi persona con el fin de evitar que el Peronismo pueda participar del proceso democrático, o bien debilitarlo, conduciéndonos a un callejón sin salida.

Ya lo dije el 6 de diciembre del 2022. No voy a ser mascota del poder por ninguna candidatura. He dado muestras, como nadie, de privilegiar el proyecto colectivo sobre la ubicación personal. No voy a entrar en el juego perverso que nos imponen con fachada democrática para que esos mismos jueces, encaramados hoy en la Corte, dicten un fallo inhabilitándome o directamente sacándome cualquier candidatura que pueda ostentar, para dejar al Peronismo en absoluta fragilidad y debilidad frente a la contienda electoral. Los hechos recientes me han dado la razón.

No se trató de una decisión apresurada ni producto del momento, sino de una decisión razonada y pensada. Los conozco, sé como piensan, como actúan y como van a actuar. Los he visto a lo largo de la historia y experimenté su juego en carne propia y de mi familia, con una persecución atada con precisión quirúrgica al calendario electoral.

Desde el 2016 el Partido Judicial funciona como una Task Force de Juntos por el Cambio y los grupos económicos concentrados para producir la eliminación de sus adversarios políticos. Nos provocan desde esta fachada de justicia y democracia mutilada y pretenden que caigamos en el terreno que ellos quieren: la violencia y la intolerancia. Nos tratan como enemigos y utilizan frases como «eliminarnos» o «terminar con el Kirchnerismo». Nosotros no somos eso y creemos firmemente que en la Democracia hay adversarios, no enemigos.

Debemos ser inteligentes para salir de este laberinto y romper la trampa a la cual nos quieren llevar: que tengamos una candidatura prohibida por el Partido Judicial. Porque, frente a una derecha cuya única propuesta es arrebatar derechos, el peronismo sigue siendo el espacio político que garantiza la defensa de los intereses del pueblo y de la Nación.

Ante esta situación resulta imprescindible -más que nunca- la construcción de un programa de gobierno que vuelva a enamorar a los argentinos y las argentinas, y convencerlos de que un país mejor no sólo es posible sino que, además, es deseable. Un programa de gobierno que es necesario no sólo para el peronismo, sino para sistema democrático en su conjunto.

Y en cuanto a los que exigen la desaparición del peronismo o del kirchnerismo -cual caricatura de la “solución final” para la Argentina-, a 40 años de Democracia les recomiendo presten atención a la historia y a la larga lista de “exterminadores vernáculos” que nunca pudieron convencer a los argentinos que comer bien y cuatro veces al día es una cuestión ideológica; que tener un lugar digno para vivir y ver crecer a sus hijos, estudiar y progresar es de populistas; o que trabajo y salarios dignos es una creencia antigua. A ellos les digo: no pudieron ni podrán acabar con la memoria ni los sueños de millones de argentinos y argentinas a vivir en una nación libre, cuyo pueblo progresa en orden y es feliz.

Los abrazo a todos y a todas desde el corazón, como siempre.


Ojo de Prensa
Ojo de Prensahttps://www.ojodeprensa.com.ar
Portal de noticias en internet que ofrece una nueva visión de las noticias de la ciudad de Rosario y la región. Este espacio digital se propone como objetivo cubrir los sucesos y actividades de la ciudad de Rosario y la región, buscando la excelencia en la información, aprovechando y sacándole todo el rédito que amerita a las redes sociales.

Seguinos

50,350FansMe gusta
24,410SeguidoresSeguir
18,711SeguidoresSeguir

MÁS LEÍDAS