34.7 C
Rosario
domingo, diciembre 4, 2022

El PRO carga contra la Municipalidad por las obras en el autódromo


“La responsabilidad de las obras que no se hicieron en el autódromo es de la Intendencia”. Claro y polémico, el edil Roy López Molina apuntó directamente contra Mónica Fein por no llevar adelante las distintas medidas para habilitar el circuito.
“Ante la afirmación de funcionarios municipales sobre la habilitación del autódromo Juan Manuel Fangio, afirmamos que es lógico decir que la responsabilidad de aprobar la ordenanza que vuelva a habilitar el circuito es del Concejo Municipal, pero la responsabilidad de hacer las obras que no se hicieron y que se pautaron en un consenso entre el municipio, el Concejo, las organizaciones del automovilismo y los vecinos, a mediados del 2012, es enteramente de la Municipalidad de Rosario, del Departamento Ejecutivo Municipal”, manifestó el concejal del PRO.
“Ahora nos quieren hacer creer en una notita de dos páginas que en tres semanas van a realizar las obras en beneficio de los barrios circundantes que no hicieron en tres años: improvisadamente se ve que sobre Avenida Newbery están tratando de transformar una tapera en un destacamento policial, que tendría que estar listo desde los primeros días de 2013 y en octubre nos afirmaron, cuando nos acercamos a dialogar en el propio autódromo, que se iba a construir un muro de tres metros de altura sobre toda la recta principal y ahora nos informan que para la fecha del Súper TC2000 solo habrá 100 metros levantados”, pronunció López Molina.


Por su parte, el concejal Carlos Cardozo dijo que “si alguien ha puesto ‘en riesgo quedar fuera de consideración a la ciudad de Rosario en los calendarios nacionales de automovilismo’ es la Municipalidad de Rosario, ya que no cumplió con el plan de obras que marcó la ordenanza del 2012”. “Siempre fuimos claros y precisos, procuramos una convivencia razonable entre el autódromo y los vecinos con obras de mitigación de ruidos que hagan que se cumplan las normativas municipales de ruido (las que hoy son sistemáticamente violadas) y no dejamos de afirmar que es importante que en la ciudad haya actividad de automovilismo por dos razones, los ingresos en gastronomía, hotelería y movilidad que genera la visita de aficionados y los cientos de familias que viven de esta actividad económica, mecánicos, preparadores, motoristas, carroceros y asistentes, pero eso no desliga de responsabilidades al municipio por haber incumplido en su totalidad lo acordado”, agregó.
Finalmente, el edil López Molina manifestó: “No estamos en condiciones de firmar un cheque en blanco otra vez, ya confiamos, votamos una ordenanza y la Municipalidad de Rosario no cumplió casi nada de la parte que le tocaba, no es justo montar una operación para hacernos quedar como los malos de la película ante los aficionados al automovilismo y toda la comunidad que se mueve en torno a esa actividad, por una vez deben ser sinceros y aceptar públicamente que se equivocaron y que si pretenden que se habilite nuevamente el autódromo el compromiso de ejecución de obras debe ser cumplido a rajatabla, con inspecciones periódicas para verificar que están haciendo lo que prometieron”.

Seguinos

49,691FansMe gusta
18,780SeguidoresSeguir
17,315SeguidoresSeguir

MÁS LEÍDAS