33.9 C
Rosario
lunes, febrero 6, 2023

Aceite de cannabis, Misoprostol y más: el ejemplo del LIF, un laboratorio de Santa Fe para todo el país

Luego de hacer frente a la irrupción de la pandemia, el Laboratorio Industrial Farmacéutico de la provincia de Santa Fe se erigió como el líder en la producción pública nacional de medicamentos, marcando el rumbo en la construcción de soberanía sanitaria. Vanguardista y con un rol estratégico en el sistema público provincial y en todo el país, tiene como demostración más contundente de su alcance en la participación en el programa nacional Remediar, a través del que entrega botiquines con medicamentos esenciales en más de 8100 centros de salud, abasteciendo gratuitamente a casi 16 millones de argentinos y argentinas que acuden al sistema público de salud.

Con la búsqueda de contribuir en la producción de medicamentos con altos estándares de calidad en todos sus productos y procesos, en base a la mejora continua y con accesibilidad en tiempo y forma, también apunta a la innovación, incorporando nuevos productos y servicios con desarrollo propio, contribuyendo a la salud familiar de forma eficaz, eficiente y segura.

El LIF volvió a ser noticia esta semana en el marco del acto de inicio del cultivo de cannabis medicinal a campo en la localidad de Monte Vera. El Centro de Investigación y Desarrollo de Cannabis fue constituido a los fines de disponer, intercambiar y transferir mecanismos y procesos de producción de cannabis sativa, apostando al fortalecimiento del entramado productivo, la investigación científica y la generación de intercambio de evidencia y conocimiento entre los diversos actores vinculados al cultivo.

El aceite de cannabis es una de las incorporaciones de la producción del LIF durante la gestión del gobernador Perotti, en la que se desarrollaron diez nuevas especialidades medicinales, entre las que se destacan el Repelente de insectos, el Misoprostol 200 mcg (comprimido vaginal y de disolución oral) y que se completa con otros medicamentos de alta demanda en el sistema público de salud.


De esa manera, el LIF cumple un rol estratégico para el sistema público santafesino: su producción se distribuye gratuitamente a la comunidad que recibe atención médica en los cerca de 800 efectores públicos del territorio provincial. El sistema sanitario de Santa Fe, subdividido en cinco regiones (Rafaela, Reconquista, Rosario, Santa Fe y Venado Tuerto), es abastecido directa y mensualmente por el LIF, contemplando las demandas específicas de cada región, garantizando el acceso a medicamentos seguros y eficaces a los sectores más vulnerables de la provincia.

A su vez, 19 de las 45 especialidades medicinales que se producen actualmente en el laboratorio cuentan con certificación de su ente regulador, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), de manera que pueden tener circulación federal. De esta forma, a través de la firma de convenios interadministrativos e interjurisdiccionales, la producción del LIF está presente en otras provincias.

En ese sentido, también se destaca entre las obras de infraestructura la construcción de la nueva Planta Unificada de Sólidos Betalactámicos, que se viene ejecutando “en tiempo y forma” desde el año pasado. Esta nueva área productiva representará un significativo salto cualitativo para el LIF, ya que permitirá la incorporación de formulaciones con Ácido Clavulánico.

Entre ellas se destaca la Amoxicilina+AC, un agente antibiótico de amplio espectro muy demandado por el sistema de salud debido a que se utiliza para el tratamiento de las infecciones bacterianas más habituales. El Clavulánico produce una sinergia que potencia la actividad antibacteriana, mejora sustancialmente el efecto que hace en el paciente e implica, entre otros beneficios, menos tomas diarias.

“Ese medicamento se va a fabricar en el LIF, lo que significa no solamente un ahorro para la Provincia de pasar de comprarlo a tener la producción propia, sino que es una conquista de soberanía sanitaria, de independencia y de formación de precios”, destacó Élida Formente, integrante del Directorio del LIF.

Tras la pandemia

“Cuando llegó la pandemia hicimos espalda con espalda, armamos equipo y en el laboratorio realizamos una compra de más de mil millones de pesos en elementos de protección para el personal de salud de la provincia. Gracias a la gestión del LIF y la dinámica y colaboración de todos los funcionarios de todas las áreas pudimos hacer una gestión interministerial increíble con seis barcos, 14 aviones y una gestión muy buena para equipar a nuestro personal de salud para atender a la sociedad”, recordó Formente.

“Trazamos un plan estratégico para que la urgencia no nos lleve puestos. Establecimos objetivos específicos que no solamente alcanzamos, sino que superamos. Aumentamos más del 700% en inversión en equipamiento, más del 1000% en infraestructura, 11.000% en financiamiento, aumentamos la producción y nos incorporamos al programa Remediar”, enumeró la funcionaria, quien remarcó la incorporación de diez productos muy requeridos en los dos años y medio que lleva la gestión actual.

“Siempre estamos un paso adelante en lo que es producción pública de medicamentos. Realmente hicimos un crecimiento exponencial gracias al apoyo de nuestro gobernador. Él ve en el laboratorio la síntesis de lo que significa el desarrollo productivo, el valor de lo público, la vinculación con el sector científico-tecnológico y con la implicancia con nuestra sociedad, que es mejorar la vida de la gente”, expresó.

En ese sentido, consideró que el LIF es “el laboratorio líder de la producción pública nacional”, aunque el liderazgo “no es una cosa de un momento, se sostiene y lo estamos sosteniendo y asegurando con todas las inversiones que hacemos”. “No hay muchos laboratorios públicos en el país, el nuestro es un ejemplo para Latinoamérica. Recibimos gente del resto del mundo y queda asombrada por el ejemplo del laboratorio, que es un caso para imitar y replicar en otros países”, ahondó.

Vale destacar que el LIF estrenó recientemente su nuevo sitio web, en el que despliega su historia, productos, procesos y novedades en lifsantafe.com.ar. “Venimos trabajando en la comunicación, como trabajamos mucho considero que tenemos que mostrar lo que hacemos. Esto es un sello distintivo de Santa Fe y nos gustaría que cada santafesino y cada santafesina sepa que existe, se lo apropie y sienta que es un orgullo tener un laboratorio público en la provincia que es líder en el país y ejemplo en Latinoamérica. Queremos traspasar las barreras para que el común de las personas nos conozca”, concluyó Formente.



“Escribiendo la historia”

“Cuando asumimos en el 2019 con el gobierno de Omar Perotti, él nos pidió especialmente que trabajemos con el aceite de cannabis y la posibilidad de producirlo en el LIF, porque sabemos que hay una gran parte que se maneja en la clandestinidad y existen muchas barreras para el acceso a una especialidad que mejora la salud y la calidad de vida de muchas personas”, contó Formente.

“Hace un tiempo, el aceite de cannabis debía importarse y era muy costoso, había muchas barreras para conseguir un producto de calidad y seguro. Investigamos, pandemia de por medio, y pudimos importar el aceite a granel para poder tenerlo en nuestra provincia. “Avanzamos un pasito para sustituir importaciones. Desde octubre de 2021 pudimos tener el primer lote de 926 frascos de 30 mililitros de CBD al 10% para distribuir en salud pública e Iapos para epilepsia refractaria, con control y seguimiento de una comisión reguladora que creamos con Iapos e integrantes del Ministerio de Salud. También creamos el circuito de distribución y prescripción del aceite de cannabis, para que todo el mundo sepa cómo se puede acceder en la salud pública ante el diagnóstico de epilepsia refractaria”, manifestó, al tiempo que reconoció que todavía queda un largo camino por recorrer para que el personal médico lo incorpore como tratamiento. 

En ese sentido, dijo que se trabajó en “un convenio para el centro experimental de investigación de cannabis”. “Trabajar con la sociedad, que es la que más ha avanzado sobre el tema, hay gente y organizaciones que saben de cultivo. Queremos articular con todas para generar evidencia, sistematizar la información, experimentar y ver qué tipo de semilla, en qué condiciones y en el mismo centro tener un laboratorio de desarrollo para contribuir a la materia prima para tener toda la línea productiva del aceite de cannabis. Estamos escribiendo la historia”, añadió.

Vasta trayectoria

El LIF, fundado en 1947, comenzó a producir medicamentos para abastecer al sistema público de salud de la provincia de Santa Fe. En 1999, a través de la Ley Provincial N° 11.657, se transformó en una Sociedad del Estado. Fue así que se consolidó como herramienta estratégica para que el sistema público de salud de la provincia de Santa Fe pueda obtener mayor autonomía y eficiencia.

Hacia 2008 se convirtió en uno de los primeros laboratorios de producción pública en proveer al Programa Nacional Remediar, ampliando sus horizontes y llegando con sus medicamentos a todas las provincias del país.

Actualmente, el Laboratorio Industrial Farmacéutico Sociedad del Estado consolida su liderazgo nacional en materia de producción pública de medicamentos, abasteciendo con medicamentos gratuitos al sistema público de salud de la provincia y del país, dando respuestas a las necesidades sanitarias coyunturales y vinculándose con el ecosistema científico-tecnológico regional y nacional para incorporar conocimiento de vanguardia a sus actividades productivas.



+info


Ojo de Prensa
Ojo de Prensahttps://www.ojodeprensa.com.ar
Portal de noticias en internet que ofrece una nueva visión de las noticias de la ciudad de Rosario y la región. Este espacio digital se propone como objetivo cubrir los sucesos y actividades de la ciudad de Rosario y la región, buscando la excelencia en la información, aprovechando y sacándole todo el rédito que amerita a las redes sociales.

Seguinos

49,691FansMe gusta
18,780SeguidoresSeguir
17,315SeguidoresSeguir

MÁS LEÍDAS