Tráfico ilegal para cotos de caza, la historia detrás del ciervo en Rosario

El ciervo que durante la madrugada del domingo atravesó el vidrió de un bar apareció muerto en una barranca de la costanera. El animal, asustado y herido, siguió deambulando por varias horas hasta que cayó en la zona de la ribera. Es el sexto que aparece en la zona céntrica de la ciudad en los últimos dos años. Refugios y protectoras creen que son traídos de forma ilegal por cotos de cazas.

  • La irrupción del ciervo en pleno barrio Pichincha, de los más coquetos de Rosario, sorprendió a vecinos y comerciantes. Según el testimonio de uno de los empleados del bar, el animal, que, increíblemente, venía paseando por bulevar Oroño, se asustó después de chocar contra la pared de un edificio y “encaró” contra el vidrio del local gastronómico.
  • Dio algunas vueltas por el interior del bar y luego se marchó por la puerta principal, tal como se observa en las cámaras de seguridad. Las imágenes se viralizaron rápidamente, lo que despertó la intriga y curiosidad de todo Rosario. ¿Cómo llegó un ciervo a deambular sin rumbo en una zona de bares, edificios y mucho cemento?, se preguntaban esta mañana, atónitos, los vecinos de la cuadra.

Con el correr de las horas, y gracias a otras filmaciones de distintas cámaras de seguridad, se supo que el ciervo cayó al vacío en inmediaciones de Puerto Norte, a un kilómetro y medio de donde se lo vio por última vez.

Los responsables del refugio Mundo Aparte, una entidad que viene denunciando la aparición de fauna exótica en la ciudad, confirmaron el fatal desenlace. Margarita, secretaria y colaboradora del lugar, le confirmó a Clarín que se trata el sexto ciervo perdido en un lapso de dos años. Solo sobrevivió uno de ellos. “Pudimos rescatar con vida a uno solo, que lo tenemos con nosotros. Llegó malherido y sin dientes. Los otros, lamentablemente, murieron”, contó la mujer.

En el refugio creen que los animales son traídos a la ciudad de forma ilegal por los cotos de caza para embarcarlos en el río, lo que explicaría el por qué de la aparición de los ciervos en la misma ubicación geográfica. “Pensamos que algunos se escapan y huyen. Son todas especulaciones porque no hay ninguna autoridad municipal que explique lo que está pasando”, planteó la secretaria del refugio.

Un grupo de concejales ingresó este lunes un pedido de informes para que el municipio responda y de explicaciones sobre esta situación insólita e irregular.

+info