14.2 C
Rosario
viernes, 27 mayo 2022

Unos 3 mil santafesinos mueren cada año a causa del cigarrillo

En el Día Mundial Sin Tabaco las autoridades retoman el mensaje en prevención del tabaquismo. Las cifras de muertes derivadas del tabaco no bajan. En el país mueren 111 personas por día a causa del cigarrillo, lo cual arroja un resultado de 40 mil al año. En Santa Fe, según estimaciones realizadas desde la cartera sanitaria provincial, se producen unas 3 mil muertes anuales por enfermedades causadas por el consumo de tabaco.
Los datos a nivel país brindados por el Ministerio de Salud de la Nación fueron recolectados en base a los certificados de defunción, pero muchas muertes son provocadas por el hábito de fumar y no son registradas por las estadísticas. “Esas muertes no quedan en la franja del tabaquismo, porque se desatan por una determinada enfermedad o un infarto agudo de miocardio, o el Epoc, pero el tabaquismo predispone al organismo de muy mala manera”, explicó Beatriz Martinelli, titular del Programa de Prevención del Tabaquismo, del Ministerio de Salud de Santa Fe.
Si bien en la provincia no hay un registro exacto de la gente que muere por causas derivadas del hábito de fumar, a partir de los datos nacionales Martinelli calculó en 3 mil los fallecimientos que se producen cada año en el territorio santafesino por el tabaco.
En tanto, en Rosario hay 5.800 personas que realizaron el curso para dejar de fumar. De 2004 a 2010, el 44 por ciento de quienes participaron terminaron el mismo y al año seguían sin haber vuelto a fumar. “De a poco vamos logrando que la gente tome conciencia de la importancia de no fumar. Más allá de los químicos que componen el cigarrillo, prevalece la decisión de cada fumador de dejar el hábito por una mejor calidad de vida”, agregó Beatriz Amigot, del área de Salud Respiratoria de la Municipalidad. Asimismo, el próximo martes comienza un nuevo curso gratuito para dejar el pucho. Será a las 19, en la vecinal Lisandro de la Torre, de avenida Alberdi 1187.
Quienes hayan fumado, o viven con una persona que fuma, saben que no es fácil dejar este hábito. Según datos del municipio, el 50, por ciento de quienes iniciaron el curso para dejar de fumar tenían como fin “mejorar su calidad de vida, otros lo comenzaron por sugerencia médica ante el diagnóstico de alguna enfermedad o el gran riesgo de tener alguna, y otros tantos están ahí a pedido de sus familiares”.
El estudio que se realiza tiene un seguimiento durante tres meses de finalizado el curso; luego se hace otro a los 6 meses y el último al año. Según Amigot, “los llamados permiten saber cómo siguió el concursante, si cumplió su objetivo o no. Por eso se lo llama en esos períodos. Es así como pudimos registrar que desde 2004 a 2010, el 44 por ciento de los que comenzaron el curso lo finalizaron y al año de haber terminado seguían sin probar un cigarrillo. Del resto, un 34 por ciento afirmó estar fumando mucho menos, que es un paso también importante”.
Libres de humo
La provincia de Santa Fe, a partir de la sanción de la ley 12432/05, es considerada “pionera en el país en relación con la prevención del tabaquismo e implementación de los ambientes libres de humo. Esta es una herramienta muy importante para defender la salud de los fumadores y de los no fumadores”, remarcó Martinelli.
Desde la cartera sanitaria y sobre la significación de la jornada, se recordó que cada 31 de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra el Día Mundial sin Tabaco con el objetivo de señalar “los riesgos que supone el consumo de tabaco para la salud y fomentar políticas eficaces de reducción de dicho consumo”, dado que “es la segunda causa mundial de muerte, tras la hipertensión, y es responsable de la muerte de uno de cada diez adultos”.
Por qué decir “chau, pucho”
Se dice hasta el hartazgo, pero es evidente que no está de más. Está científicamente comprobado que el tabaquismo produce el 30 por ciento de las coronariopatias, el 83 por ciento de los casos de cáncer de pulmón, entre el 80 y 90 por ciento de las enfermedades respiratorias crónicas y el 50 por ciento de los accidentes cerebro-vasculares.
Asimismo, se informó que este hábito le quita al fumador 10 años de vida en promedio respecto del no fumador.
Por otro lado, aquellos no fumadores (o fumadores pasivos) que conviven muchas horas del día con un fumador sufren también los efectos nocivos del tabaco, dado que éste contiene decenas de productos muy  tóxicos y cancerígenos. También, aquellos trabajadores expuestos al humo de tabaco sistemáticamente durante su vida laboral, tienen un riesgo de padecer cáncer hasta 700 veces mayor a los no expuestos.
Dentro del ámbito laboral, se estima que el tabaquismo produce el 14 por ciento del ausentismo en varones y el 3 por ciento en el sector femenino.
Fuente: Diario El Ciudadano.

Seguinos

46,390FansMe gusta
16,140SeguidoresSeguir
16,990SeguidoresSeguir

MÁS LEÍDAS