11.3 C
Rosario
domingo, 29 mayo 2022

Fin de cabarets en Rosario: el Concejo eliminó el rubro y sólo quedan dos


Con apoyo de todo el arco opositor y la abstención del oficialismo, el Concejo aprobó este jueves la eliminación del rubro cabarets y whiskerías y ya no se podrán abrir ese tipo de locales en Rosario. Los dos comercios que siguen abiertos tendrán un año más para funcionar y adaptarse a la nueva normativa.
La iniciativa fue impulsada por la radical María Eugenia Schmuck, quien celebró el consenso generado entre los distintos bloques, que ya habían favorecido el tratamiento en las comisiones de Derechos Humanos, el martes, y Gobierno, el miércoles.
La edila afirmó que en los procedimientos realizados en comercios como La Rosa sexy bar las trabajadoras contaron que “el 50 por ciento de lo que ganaban se los quedaba el dueño del comercio” y aclaró que “cuando uno se enriquece a partir de la prostitución ajena es proxenetismo”.
“Este rubro que servido como disfraz y hoy lo eliminamos. Estamos colaborando para que el Estado local deje de mirar para otro lado cuando se sabe que en este lugares se explotan mujeres”, añadió Schmuck.
“Con esta ordenanza no se termina el proxenetismo”
Tras un largo debate en el recinto, que culminó a las 19 con la aprobación del cambio, el socialismo y sus aliados -salvo por el radical Gonzalo del Cerro que votó a favor- decidieron abstenerse por considerar la medida como insuficiente y aislada. Se trata de los concejales Miguel Zamarini, Manuel Sciutto, Viviana Foresi y Pablo Colono (PS), Daniela León (UCR) y Oscar Greppi (ARI).
Por un lado, plantearon que lo ideal sería una ley provincual ya que en las localidades vecinos sí existirán cabarets. Además, consideraron que la medida puede impulsar la clandestinidad de la actividad en privados que no tienen controles.
Foresi explicitó su temor a que con este paso se “invisivilicen las mujeres (que trabajan de la prostitución) y tener mucha menos protección”. “Dimos el debate y permitimos con todo respeto que el Concejo se expida y apruebe esta eliminación”, aclaró y pidió trabajar en reforzar controles porque “con esta orndenanza no se termina el proxenetismo”.
Schmuck apuntó: “Hay que proteger a las chicas, si quieren seguir ejerciendo la prostitución que lo hagan por cuenta propia, que no sean obligadas a ser regenteadas y que les saquen la mitad”. Además, recordó que existe la línea nacional 145 para hacer denuncias anónimas por sospechas de víctimas de trata y proxenetismo.
Ley provincial
Schmuck dijo coincidir “con la intendenta Mónica Fein respecto a su deseo de que exista una ley provincial que prohiba las whiskerías”. “La sanción de esta ordenanza en Rosario sin duda va a ser un espaldarazo fundamental para que se pueda finalmente debatir una ley provincial, que ya tiene media sanción en Diputados y espera en el Senado, tomando la decisión institucional de ir contra los delincuentes que se movieron tantos años impunemente”, agregó.
Un año de plazo
“Las habilitaciones vigentes a la fecha de locales de Cabarets y Whiskerías, ubicados en el éjido municipal de la ciudad de Rosario, caducarán automática y definitivamente a los doce meses contados a partir de la fecha de publicación de la presente ordenanza, sin posibilidad de prórroga”, señala el artículo tres.
Proyectos complementarios
La prohibición de cabarets se suma a las inicitivas de los concejales Norma López y Roberto Sukerman, referidos a la creación de un programa de inserción laboral y socioeducativa para víctimas, una convocatoria a la mesa de lucha contra la trata, multas por tergiversación de rubro y un concurso de cortos audiovisuales.
También, a propuesta de la concejala Fernanda Gigliani, se extendió el programa de asistencia a víctimas de trata (un proyecto de Schmuck que aprobó el Concejo el año pasado) a víctimas de proxenetismo.
Fuente: Rosario 3.

Seguinos

46,390FansMe gusta
16,140SeguidoresSeguir
16,991SeguidoresSeguir

MÁS LEÍDAS