11.3 C
Rosario
domingo, 29 mayo 2022

En lo más alto: Newell's se consagró campeón del torneo Final


Campeón. Es increíble como una corta palabra de siete letras puede significar tanto. Y cómo puede movilizar a una mitad de una inmensa ciudad como Rosario, que ahora se tiñe de rojingro. Porque Newell’s es campeón. Campeón del fútbol argentino. Campeón con un equipo que jugó y juega el fútbol que le gusta a su gente. A la gente. Y que además de pisar el primer objetivo del año, quiere más. Campeón. Campeones. Y ahora, tiempo de celebrar.
Newell’s Old Boys logró este miércoles el título del torneo Final de primera división, el certamen que corona la temporada futbolística y que ahora, le abre paso a la Súper Final que deberá jugar con Vélez, el monarca del torneo Inicial. Lo hizo con su plantel en Chaco, antes de jugar por la Copa Argentina. Fue gracias a su triunfo del domingo ante Atlético Rafaela –una goleada por 3-0 en la que mostró toda su clase– y a que Lanús, después de golear a River ese mismo día, no pudo ahora con Estudiantes, al completar un encuentro pendiente en La Plata.
Este sexto título nacional que consigue la institución del Parque de la Independencia no pasará inadvertido en su historia. Es que lo logró con un prócer sentado en el banco y con figuras de renombre mundial que llegaron al club en un momento complejo, con una economía en plena recuperación, sentando un precedente de amor a los colores como hacía mucho no se veía. Y con una manera de jugar que enamoró a todos.
El equipo del Tata, de la Fiera, del Gringo, de Nacho, quedará en los anales del fútbol argentino porque vino a barrer con los paradigmas del resultadismo disociado de la estética. Este Newell’s ganó mucho, pero gustó más. Y se transformó en una referencia de juego para la mayoría del resto de los actores del fútbol argentino, que lo individualizaron como el de la propuesta más generosa hacia el sentido estético de este deporte.
Ahí están, inmortalizados, los miles de hinchas que saltan y bailan en el Monumento, en el Parque, en toda la ciudad. Allí quedarán, colgados para siempre en las paredes del club, los hombres que hicieron y hacen feliz a todo el universo ñubelista. Y lo que más le gusta a los hinchas es que el techo de esta escuadra aun no se vislumbra. Porque además de la Superfinal con Vélez, está el sueño de la Copa Libertadores. Vivito y coleando. Pero, al menos por estos días, apartado por esta enorme felicidad de gritar bien fuerte, de nuevo y merecidamente, la palabrita famosa que mueve la pasión: ¡Campeones!
Fuente: Rosario 3.

Seguinos

46,390FansMe gusta
16,140SeguidoresSeguir
16,991SeguidoresSeguir

MÁS LEÍDAS