3 C
Rosario
domingo, 22 mayo 2022

El gobierno defendió el blanqueo de dólares y reiteró que no habrá devaluación

senado1.jpg_141358524

El gabinete económico encabezado por el ministro Hernán Lorenzino aseguró hoy, frente a un plenario de comisiones del Senado, que con la creación de instrumentos financieros para exteriorizar dólares en el circuito formal, el gobierno apuntalará la inversión en la construcción, la energía, y la construcción, y volvió a reiterar que no habrá ninguna devaluación de la moneda.

Lorenzino, el viceministro de Economía Axel Kicillof; el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno; el titular de la Afip, Ricardo Echegaray, y la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, expusieron hoy ante las comisiones de Presupuesto, de Economía e Inversiones y de Justicia, que debe emitir el despacho para que pueda ser debatida en el recinto de sesiones.
Por mas de seis horas, los funcionarios explicaron y respondieron decenas de preguntas de los legisladores opositores en el marco del plenario de comisiones, que fue conducido por el senador kirchnerista Aníbal Fernández, quien ratificó que la aspiración del oficialismo es emitir dictamen el miércoles 15 y aprobarla en la sesión del 22.
La reunión comenzó con una exposición de Lorenzino, quien aseguró que este proyecto, que se compone de dos instrumentos financieros y un régimen de exteriorización de divisas, busca seguir “en la senda del crecimiento y de la creación del empleo”.
En su discurso ante los senadores, Lorenzino reafirmó que este plan permitirá “traer recursos ociosos, en cajas de seguridad y fuera del país o en paraísos fiscales, y transformar esos ahorros en inversiones e incorporarlos en el circuito productivo, para que se siga apuntalando el modelo de desarrollo. El ministro de Economía aclaró que las medidas se encuentran dentro de contexto internacional y de las que aplican los países del G20.
En esa línea recordó que en la última reunión de ministros de Economía del G20 “hubo un compromiso de luchar contra las guaridas fiscales”. En otro tramo, y ante las insistencias de los senadores opositores, Lorenzino recalcó que “no existe razón por la cual el gobierno vaya a incurrir en una devaluación y no lo va a hacer”, y de inmediato indicó que en el pasado esa política trajo inflación y una consecuente recesión.
“Los que piden devaluación no dicen que esa competitividad que trae es para un sector y no para todos los argentinos; y no dicen que trae como consecuencia la pérdida de poder adquisitivo”, dijo. Y remató: “Hablar de devaluación y no de inflación, es hipócrita”, lanzó ante la atenta mirada de senadores de la oposición, algunos de ellos enrolados en el sector que pide una depreciación del peso. Sobre el proyecto, dijo que “tendrá un resultado auspicioso debido a que había mucho interés” en la propuesta.
A su turno, el viceministro de Economía, Axel Kicillof, expuso los motivos por los cuales los argentinos se vuelcan al ahorro de dólares, que tienen que ver con los últimos 60 años de historia del país, en una exposición que duró 50 minutos. “La bimonetización es un mal endémico asociado a etapas anteriores y a crisis reales de la economía nacional”, dijo.
Kicillof acompañó el discurso de Lorenzino indicando que “los que piden devaluación profundizan la tendencia a la bimonetización”. Una devaluación “ocasiona un proceso inflacionario e impacta directo en el poder adquisitivo del salario”, ahondó. Explicó que la preferencia de los argentinos por el dólar “es el resultado de política económicas erradas previas a este gobierno y que fueron dictadas por organismos internacionales”.
Luego, la presidenta de Banco Central, Mercedes Marcó del Pont puso el foco en los “instrumentos virtuosos que pone los recursos al sistema productivo, que se encuentran fuera del circuito”. Se quejó de “la degradación” y críticas al proyecto, sosteniendo que el Gobierno tiene “la capacidad para hacer uso de ellos en todos los objetivos estratégicos” del modelo de crecimiento.
Explicó los alcances del Cedin, depósitos certificables destinados a la construcción, donde recalcó que el Banco Central respaldará en 100% los dólares hasta que venga el tenedor del certificado, tras haber pasado el título por la rueda inmobiliaria.
En otro tramo de la extensa reunión, Lorenzino se refirió a otro de los instrumentos financieros contemplados en el proyecto, el Baade, y señaló en ese sentido que “será accesible a familiares y empresas”, y que tendrá la forma de bono Pagaré y será registral o cartular, según el requerimiento del inversor.
Por último, el titular de la Afip, Ricardo Echegaray, precisó los alcances del régimen de exteriorización de divisas, donde recalcó que el fin del mismo “no tiene vocación recaudatoria inmediata”.
Esto es así porque corren las exenciones de impuestos necesarios para efectuar el blanqueo, y que a partir del 2014 los dólares deberán incorporarse a las declaraciones juradas, debido al incremento del patrimonio de individuos y empresas, y comenzarán a tributar a partir de allí. También puntualizó en la lista de exceptuados, y confirmó que no podrán acogerse al régimen funcionarios de los tres poderes del Estado.
Durante las deliberaciones realizadas en el Salón Azul, los cinco funcionarios que integran el equipo económico del gobierno, Lorenzino, Moreno, Kicillof, Echegaray, y Marco Del Pont, respondieron a lo largo de varias horas las consultas de los senadores radicales Laura Montero, Ernesto Sanz, Gerardo Morales, los peronistas disidentes Liliana Negre de Alonso, y Adolfo Rodríguez Saa y el socialista Rubén Guistiniani, entre otros.
Fuente: Diario La Capital

Seguinos

46,390FansMe gusta
16,140SeguidoresSeguir
16,934SeguidoresSeguir

MÁS LEÍDAS