13.3 C
Rosario
lunes, agosto 8, 2022

Crimen del gendarme en Roldán: imputaron a su ex pareja y allegados por drogarlo y asesinarlo a mazazos

Gustavo Elorrieta fue drogado y reducido con ketamina y asesinado a mazazos después de las 23 del 10 de julio, poco después de haber llegado a Roldán para visitar a sus hijos en la casa donde vivía con su ex pareja. Así lo expuso la acusación, en un relato de los hechos que se asemeja al guión de un thriller psicológico y sangriento.

Tres de los involucrados fueron acusados este martes por los fiscales Adrián Spelta y Gastón Ávila que expusieron evidencia técnica y testimonios de allegados a los imputados.

Se trata de Mercedes Encina Flores (42), la ex del gendarme, y dos allegados a la mujer y a su hijo -a disposición de la justicia de menores-: Mario Luis Faetani (26) y Alex Galarza (18) quienes comenzaron a frecuentar a la familia meses atrás -según la hipótesis fiscal- y se involucraron a fondo en el plan homicida en sucesivas reuniones condimentadas con marihuana y alcohol en la casa de Larrea al 1200.

“A mí me dio la sensación de que Mercedes le llenaba la cabeza a Mario”, fue la declaración de una joven allegada a los acusados, cuyo testimonio fue valioso para dar cuenta de la génesis del plan criminal.

  • La Fiscalía acusó a los tres de homicidio triplemente calificado por el vínculo y alevosía y pidió la prisión preventiva. La expectativa de pena, en un futuro juicio, es de perpetua.

Elorrieta se encontraba en pareja con otra mujer, una agente de Gendarmería, desde abril. Distintos testimonios dieron cuenta de una relación conflictiva con su ex Encina Flores.

En tanto, también hizo uso de la palabra Sthella Mari Elorrieta, hermana de Gustavo, quien pidió la tenencia de María, la nena de 11 años hija de la imputada y la víctima, quien tiene trastorno del espectro autista.

“Habían planificado desde el mes de junio este homicidio, se habían reunido en diferentes oportunidades, presumimos que la ex esposa es la ideóloga. Lo llevaron a cabo el primer día que llegase a Rosario”, detalló el fiscal Adrián Spelta entre los detalles de la investigación del asesinato.

“La mecánica del homicidio es que lo han drogado para impedir su resistencia, teniendo en cuenta que medía casi dos metros y pesaba 130 kilos, era una persona de difícil ataque. Luego le aplicaron golpes, muchos de ellos en la zona superior del cráneo, tiene que haber estado sentado o inmovilizado por debajo de las alturas de las personas imputadas”, señaló.

En esa línea, el fiscal de la causa apuntó que resta investigar a fondo movimientos bancarios para descartar un móvil económico, pero apuntó que “el móvil sería hasta el momento la decisión que había tomado la víctima de dejar la familia y formar nueva familia en la ciudad de Buenos Aires con una nueva pareja. Toman conocimiento en junio y a partir de ahí planifican el homicidio”.

“Uno de ellos es amigo del hijo y el otro es amigo del hijo y de la madre, el día de los allanamientos estaba durmiendo en la casa. El menor involucrado tendría la misma calificación, por la planificación y el crimen, pero no somos competentes para imputarle ningún hecho, por eso ha sido remitida su participación al Juzgado de Familia”, detalló sobre las personas arrestadas por el crimen.

“En la autopsia tenemos como rasgo el golpe que tiene una forma en la fractura muy similar a la de una maza encontrada en una de las bolsas del auto encontrado y podría ser el arma que utilizaron para cometer el hecho”, concluyó.

Desde el MPA presumen que a Elorrieta lo mataron en el inicio de sus vacaciones, entre el domingo 10 de julio y el martes 12. El uniformado estaba separado de su esposa desde fines del año pasado y fue a visitar a sus hijos.

Alrededor de las 23.30, le escribió por WhatsApp a su pareja actual, que también trabaja en Gendarmería Nacional. En su último mensaje, le mandó un saludo de buenas noches y le dijo que la amaba. Desde el lunes, su teléfono no volvió conectarse con la red de telefonía celular. El último impacto de antena fue en Roldán.

Dos días después de su llegada y su desaparición, la policía de Roldán encontró el auto de Elorrieta chocado sobre el camino hacia el cementerio. Sin embargo, nadie hizo una denuncia para averiguar dónde estaba hasta que sus superiores advirtieron esta semana que no se había reincorporado en Buenos Aires.

Pasadas más de dos semanas, el MPA solicitó pruebas de luminol en el Volkswagen Bora. Así detectaron rastros de sangre en el baúl y también en la vivienda de la madre de su hijo de 17 años y su hija de 11.



+info


Ojo de Prensa
Ojo de Prensahttps://www.ojodeprensa.com.ar
Portal de noticias en internet que ofrece una nueva visión de las noticias de la ciudad de Rosario y la región. Este espacio digital se propone como objetivo cubrir los sucesos y actividades de la ciudad de Rosario y la región, buscando la excelencia en la información, aprovechando y sacándole todo el rédito que amerita a las redes sociales.

Seguinos

46,390FansMe gusta
16,140SeguidoresSeguir
17,282SeguidoresSeguir

MÁS LEÍDAS