Volvieron a escrachar a una clínica del centro por la muerte de una mujer

Un grupo de familiares y amigos de una mujer fallecida por una cirugía estética se manifestaron pacíficamente ayer a la tarde frente a la clínica ubicada en Mendoza 2052, donde se realizó la operación. Se cumplieron dos meses del fallecimiento de Nanci Basualdo, una mujer de 46 años que perdió la vida por una infección generalizada, luego de someterse a una cirugía estética, practicada en un centro privado. Los familiares pidieron celeridad a la Justicia y “que nadie más se atienda con estos médicos”, tal cual expresó desesperado el viudo de la víctima, Cristian Alainz.

La mujer estuvo más de 20 días con inconvenientes de salud luego de una liposucción que se hizo en la clínica Chetana. “Nanci estuvo mal desde que la operaron ahí y siempre tuvo malestares”, expresó Alainz, quien aseguró que el médico que la atendió en los últimos momentos le aseguró que se trataba de una mala praxis o una infección generalizada por esa cirugía.

  • Tanto Cristian como Nanci llamaron incontables veces al médico que la operó, pero éste nunca atendió sus reclamos. “Como estaba de viaje en Chile, no me atendía el teléfono y sólo me contestó vía WhatsApp que mi mujer fuera a ver a la secretaria del instituto”, recordó con tristeza.
  • “Mi mujer falleció por una infección generalizada que había tomado la zona de la cola, las piernas y el tórax, luego de la operación. Y los médicos no la atendieron ni la ayudaron a afrontar ese proceso. Para nosotros hubo abandono de persona”, enfatizó el hombre.

El marido de Nanci, junto a su familia y su represente legal, Florencia Bril, presentaron el 1º de febrero, cuando culminó la feria judicial, la denuncia contra los médicos en los Tribunales provinciales.

  • “Queremos que se tomen medidas judiciales y se agilice la investigación”, dijo Alainz. Contó además que una vecina le mostró fotos de los médicos retirando equipamiento de la clínica en plena noche.
  • El hombre aguarda que el fiscal del caso indique un allanamiento y dijo que este jueves se realizará la autopsia del cuerpo de la víctima.

La movilización de este lunes se realizó en forma pacífica. Familiares y amigos se presentaron frente a la clínica, que se encuentra oculta detrás de grandes chapas colocadas en el frente, y reclamaron justicia para Nanci. Pidieron que se encuentre a los culpables de la muerte de la mujer que se sometió a una cirugía estética que terminó con su vida.

Alainz reiteró el pedido de que se periten los teléfonos celulares donde están las conversaciones que tanto él como su esposa mantuvieron con los médicos que la operaron. “Ahí está la prueba de que el médico la convenció de que se hiciera esa cirugía, y además le pidió que le pagara con oro o con alianzas (Nanci trabajaba en el rubro) porque ella no contaba con el efectivo”, relató Alainz.

En tanto, el 1º de febrero presentaron formalmente la denuncia en Tribunales provinciales contra los médicos que realizaron esa intervención en una clínica céntrica de la ciudad.