Volvieron a detener al empresario Roberto Dutra por violar la cuarentena: no importa cuándo leas esto

El empresario gastronómico Roberto Daniel Dutra volvió a ser detenido por incumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Este domingo había quedado en libertad y volvió a su departamento de las torres Maui, en Puerto Norte, tras ser imputado por el fiscal Gustavo Ponce Asahad por varias violaciones de la cuarentena total. Este lunes volvió a salir de su vivienda. Será llevado nuevamente a audiencia imputativa. Su pareja también fue arrestada este lunes y quedó con prisión domiciliaria.

Dutra se encuentra alojado nuevamente en la comisaría 5ª. Según informaron desde Fiscalía fue a la seccional supuestamente a retirar pertenencias y, como violó la cuarentena, la Policía notificó a la unidad fiscal especial por delitos vinculados al coronavirus. El fiscal en turno ordenó que quede detenido.

La versión del Ministerio de Seguridad es que la Agencia de Investigación Criminal fue a constatar si Dutra estaba en la casa y comprobó que no: había salido con su novia en el auto de ésta. Entonces, alguien le avisó la situación desde el departamento, dejó a la mujer en algún lugar no precisado y fue a la comisaría. Luego, también la novia, identificada como Paola Weber, se presentó en la seccional. El quedó detenido allí y a la pareja, que también incumplió el aislamiento, le dictaron prisión domiciliaria con custodia.

Por disposición del fiscal también se secuestró el Mini Cooper en el que se desplazaba el empresario gastronómico. Fuentes del Ministerio Público de la Acusación deslizaron que Dutra está convencido que por su trabajo tiene autorización para circular. Pero desde Fiscalía entienden que no.

En la comisaría 5ª Dutra estuvo preso desde el jueves hasta el domingo pasado, cuando se llevó a cabo la audiencia imputativa. Además, se investiga la existencia de un certificado fraguado en el que figuraba como mucamo del Hospital Centenario. Ese papel no se lo encontraron en su departamento la semana pasada durante el allanamiento realizado. Incluso la directora del hospital hizo una denuncia para que se esclarezca quién tiene ese permiso y si se utilizó para circular en la vía pública, ya que lleva su firma.

El empresario fue acusado este domingo por violar 14 veces la cuarentena tras el regreso de su esposa de Estados Unidos y violación de la primera domiciliaria. La Fiscalía expuso que “usó llaves magnéticas de su pareja para no ser detectado”. Quedó en libertad tras el acuerdo entre el fiscal y la defensa a cargo de Carlos Varela y Adrián Martínez, y se dispuso el pago de una fianza de un millón de pesos.