Uno de los hermanos detenidos confesó ser el violador serial más buscado

Luego de realizadas las dos ruedas de reconocimientos con los dos detenidos, la mayoría de las víctimas reconoció a P.B, de 30 años, como el sindicado agresor, no reconociendo así a la otra persona detenida. Por lo tanto, el domingo con horario a confirmar se realizará la audiencia imputativa al hombre por los abusos y el otro detenido recuperará la libertad luego de realizar los trámites de rigor.


Uno de los dos hermanos detenidos confesó este viernes haber sido responsable de violar a casi una decena de mujeres. Además, brindó datos claves para la investigación y la policía ejecutó otros tres allanamientos. En estos momentos se está realizando la rueda de reconocimiento por parte de las víctimas. Las personas que coincidían físicamente con el fotofit difundido la semana pasada por la Fiscalía fueron apresadas durante la noche del jueves por personal de la Policía de Investigaciones (PDI) en una pizzeria de Zeballos 2017, donde trabajaban ambos masculinos.

Los efectivos pudieron dar con el sospechoso gracias al dato clave de la chapa patente de una motocicleta que una víctima logró anotar cuando el agresor se presentó por segunda vez en su local. Si bien el vehículo en cuestión pertenece a una mujer, era utilizada por uno de sus dos hermanos.

Cuando los oficiales detuvieron a P. B. y S. B. secuestraron las motocicletas que utilizaban cada uno y notaron de inmediato que una de ellas coincidía con el dominio denunciado y que además presentaba las mismas características que las denunciantes habían mencionado. Por otra parte, uno de los detenidos portaba un casco similar al que había sido visto en cámaras de seguridad y también su vestimenta era parecida a la declarada por las mujeres agredidas.

  • Ya en la sede policial, P. B. manifestó de forma espontánea reconocer los hechos que se le imputaban, aduciendo además que su domicilio real está establecido en calle Moreno 3750, en donde tiene alguno de los elementos sustraídos en los hechos y que sus ropas se encuentran en casa de su pareja.
  • Siendo las 7 de este viernes, la fiscal de Delitos Sexuales Alejandra Raigal que tiene a cargo la causa ordenó otros tres allanamientos simultáneos: el primero en calle Ocampo 493 (domicilio legal de P. B.) y las restantes en calle Moreno 3752, departamento 1 y 2, donde los hermanos aseguraron vivir.
  • Las pesquisas en los departamentos de calle Moreno dieron como resultado el hallazgo de tres juguetes en su caja declarados como sustraídos por la victima de un local comercial de España al 3800. Además, los policías encontraron una caja plástica de color blanco similar a la aportada y un casco de color blanco. En el lugar se hizo presente la pareja del atacante, quien interiorizada del motivo de la presencia policial en el lugar autorizó expresamente en forma voluntaria a que se proceda a la búsqueda de los elementos solicitados en su domicilio.

Con el conocimiento de la fiscal, personal policial llegó hasta el hogar de la mujer, el cual comparte con P. B. Allí, la chica hizo entrega en forma voluntaria de ocho precintos plásticos de color negro, vestimentas varias similares a las solicitadas y aportadas por las víctimas y tres celulares en desuso, los cuales habrían sido de propiedad de su pareja.

Ahora, las nueve mujeres que denunciaron robos y ataques sexuales en sus locales comerciales por parte de un hombre fueron citadas al Centro de Justicia Penal para confirmar si alguno de los dos últimos detenidos es el autor de los hechos.

El pasado jueves 11 de julio había sido detenido un hombre de 33 años con un aspecto físico similar al denunciado por las víctimas, aunque tras una rueda de reconocimiento, las mujeres presentes dijeron que no se trataba del hombre que las había atacado.

Detuvieron a dos hermanos por los ataques sexuales del violador serial