Una nena murió al tragarse una pila y su familia denuncia a médicos del Vilela

Una nena de 6 años falleció por tragarse una pila de botón y la madre denunció que la menor murió como consecuencia de una mala praxis en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela, en el que no detectaron que se trataba de una pila.

El disparador de este hecho que tuvo un final trágico comenzó el 20 de noviembre. Ese día Morena y su madre acudieron a la guardia del Vilela debido a que la menor había manifestado que se había tragado una lentejuela y le dolía la panza. Tras ser atendida en la guardia, le realizaron una radiografía y le manifestaron que el objeto que había ingerido era una moneda y que ese hecho no radicaba peligro, según el testimonio de la madre.

Dos días más tarde, luego de que la menor manifestara que el dolor y el malestar se habían incrementado notoriamente, la madre y su hija volvieron al Vilela pero debido a que la guardia de ese establecimiento estaba demasiado concurrida, decidieron acudir al Sanatorio Delta. En ese lugar, a Morena le realizaron una nueva radiografía, alertaron que lo que se había tragado era una pila de botón y decidieron operarla de urgencia porque su vida corría peligro.

Tras una intervención quirúrgica, la menor permaneció en observación en terapia intensiva y el 25 de noviembre fue trasladada a una habitación. Ese mismo día Morena se descompensó, comenzó a escupir sangre y terminó falleciendo.

Tras este hecho, la madre de la menor radicó una denuncia por mala praxis en la comisaría 5ª. Tras esto, el fiscal Walter Jurado ordenó pericias para comprobar los hechos.