Un taxi se incrustó en una mercería en Rioja y Entre Ríos

Un taxi rompió con la tranquilidad de la mañana y se incrustó en una mercería ubicada en calle Rioja y Entre Ríos. El hecho ocurrió cerca de las 9 de la mañana en esa zona céntrica y, pese a la espectacularidad de las imágenes y el horario, no se registraron heridos.

El taxista explicó que perdió el control del vehículo y se chocó con la vidriera, metiendo la trompa del automóvil. Si bien se subió a la vereda y hasta afectó al local, el choque no provocó heridos y apenas el chofer sufrió algún golpe.

Vecinos de la zona le echan la culpa a la rampa para discapacitados que facilitó que el taxi se suba a la vereda. Sin embargo, no valoran el hecho de que una persona con discapacidad en sus piernas pueda movilizarse por la ciudad y lo ven como una trampa mortal para el tránsito local.