“Un partido nefasto”: Central fue eliminado de la Copa Argentina por goleada ante Boca Unidos


Central cerró la temporada con una bochornosa goleada en contra que significó también la eliminación temprana de la Copa Argentina, una competencia que lo había tenido como protagonista en las últimas ediciones. Fue un contundente 3-0 frente a Boca Unidos de Corrientes. “Fue un partido nefasto en el que se hizo todo mal. Lo único que tengo para decir es pedirle disculpas a toda la gente de Central por no estar a la altura de lo que representa nuestra historia. El único responsable soy yo”, expresó el entrenador Kily González luego de la estruendosa derrota.

Tras la dolorosa caída ante Vélez que lo privó de clasificar para la Sudamericana 2022, el equipo rosarino se quedó afuera en los 32avos de final por 3-0 ante un rival que disputa el torneo Federal A.

El ex canalla Antonio Medina, de penal al minuto, y Gonzalo Ríos, a los 25, marcaron en el primer tiempo en el estadio Único de San Nicolás. Y sobre el cierre del partido lo liquidó Gabriel Ramírez, también desde los doce pasos.

La tarde arrancó torcida para Central, ya que a los 20 segundos de juego, primera jugada del encuentro, el arquero Marcelo Miño derrumbó a Ríos en el área y Tony Medina, ex canalla, cambió por gol en el penal.

Desde entonces el elenco del Kily González se apoderó de la pelota y del dominio del partido, arrinconando a su rival pero sin precisión en los metros finales. Y de contra, con un Medina encendido, Boca Unidos puso el 2-0 a través de Ríos, que definió ante la patética respuesta de la defensa.

El complemento se presentó similar en el desarrollo del juego, pero Central mostraba pocas ideas para encontrar un descuento que lo pusiera otra vez en carrera. Al menos su rival estaba más contenido en las salidas de contra, cuidando el resultado.

Y así, con pocas incidencias, se le gastó el tiempo el Canalla que, más allá de dos pelotazos en el travesaño, no supo ni siquiera marcarle a un equipo inferior que, encima, le clavó una tercera estocada antes del final con otro penal del que se encargó Ramírez.

Central se despide así de una competencia que ganó en 2018 y en la que casi siempre llegó a instancias superiores. Ahora piensa en la reanudación del torneo local y en la Copa Sudamericana 2021, ambos a partir del presente semestre.


+video