Un auto eléctrico para llevar a lxs chicxs al quirófano del Hospital de Niños Zona Norte

Un auto eléctrico a control remoto para llevar a los niños al quirófano del Hospital Zona Norte. La innovadora iniciativa sirve para contener emocionalmente a los más pequeños y tranquilizar a sus padres antes de una operación. La movida no es nueva pero sí es única en Rosario e incluso en Argentina. Médicos del Hospital de Niños Zona Norte se encontraron con videos de distintos lugares de Europa en los que llevaban a los niños que debían ser sometidos a una intervención quirúrgica en divertidos autos eléctricos.

Así, los momentos previos de una operación se convertían en menos estrés y ansiedad, y más risas y alegría. De inmediato se pusieron en campaña para “importar” la iniciativa y en estos días, mucho antes de lo que pensaban, estrenaron el cochecito eléctrico.

Alicia Carra, del programa Profilaxis Quirúrgica Pediátrica, detalló que el pequeño vehículo “es específicamente para entrar a quirófano” a nenes de entre 3 y 6 años. “Se busca que los niños estén más contenidos emocionalmente. El autito cambió la ansiedad de los niños, entran de otra manera al quirófano, y también los papás entregan a sus hijos desde otro lugar”, contó.

“Entran más contentos y se anestesian felices”, celebró una de las enfermeras de la sala de operaciones. El jefe de cirugía, Horacio Bonavia, destacó que es “la primera experiencia en la provincia y hasta diría que en todo el país”.

“Fue una idea que surgió en diciembre y, gracias a la solidaridad de la gente, el personal y los directivos, pudimos comprarlo”, indicó, para remarcar que todos pusieron plata de sus bolsillos hasta completar los más de doce mil pesos que costó el auto eléctrico a control remoto y finalmente consiguieron “el dinero en tiempo récord”.

“Hoy fue el primer día que lo usamos, y los padres se mostraron agradecidos y tranquilos”, dijo el cirujano, y agradeció a todos los que donaron para la compra, principalmente a varios de ellos que lo hicieron de manera anónima.