Tras tenso recibimiento, Monteverde llegó a La Paz junto a organizaciones sociales

Juan Monteverde, concejal de Ciudad Futura, arribó a Bolivia junto a distintos representantes de organizaciones sociales y de derechos humanos de la Argentina con el fin de aportar solidaridad e información respecto de lo que sucede en el país vecino. La delegación llegó a ese país para desarrollar una agenda de reuniones con instituciones, defensores de los derechos humanos, movimientos sociales, referentes religiosos, familiares y víctimas del Golpe de Estado. El objetivo: relevar, documentar y sistematizar los casos de violación a los derechos humanos por parte de la dictadura que hoy tomó el poder en Bolivia, como forma de aportar al proceso de resistencia y solidaridad con el pueblo boliviano.

A pocas horas de la llegada de la comitiva al aeropuerto de Santa Cruz, y recién llegados (después de un tenso recibimiento) a la ciudad capital de La Paz, Monteverde relató lo sucedido: «Recién logramos llegar a La Paz. Todos bien y a salvo. Después de un momento complicado en Santa Cruz donde no respondimos a las agresiones de la policía ni de un grupo de choque enviado, comienza la Misión Argentina de solidaridad con el pueblo de Bolivia. Y acá estamos representando a la ciudad de Rosario, esperando estar a la altura del momento histórico que nos toca vivir».

El concejal y ex candidato a intendente rosarino le envió un mensaje a Evo Morales, quien publicó el video de la delegación argentina que fue retenida «por grupos de choque golpistas». 

«Decíamos cuando todo esto empezó que no podíamos naturalizar el regreso de los golpes fascistas a Latinoamérica. Que nuestra generación pensaba que nunca, jamás, iba a tener que vivir y ver con sus propios ojos a los militares sacando presidentes elegidos por la gente. Que todo eso había quedado atrás gracias a la lucha, la justicia y la memoria. Que los tiempos habían cambiado, que los métodos eran otros. Que la democracia era un piso básico. Pero no. Hoy los niveles de desigualdad que nos quieren imponer a nivel mundial no cierran si no es con represión. Y esta etapa del neoliberalismo viene más violenta que nunca», expresó Monteverde.

«Por eso acá estamos. Porque estamos convencidas que nuestros países se salvan juntos o no se salvan, que lo que le pasa a Bolivia, a Chile, Brasil, Colombia o Ecuador nos pasa a todos y a todas. Por eso, así como le tocó a Caren Tepp y a Jésica Pellegrini hace pocos días estar acompañando al pueblo chileno es su lucha, hoy me toca a mi (junto a compañeros y compañeras de distintos movimientos sociales de Argentina) tenderle una mano a los que peor la están pasando ahora. Al pueblo reprimido, asesinado y ultrajado de Bolivia», continuó.

«El principal objetivo de la Misión es recoger de primera mano los testimonios de la crueldad de la dictadura cívico policial militar que tomó el poder en Bolivia para romper con el silencio y la complicidad de gran parte de la comunidad internacional que todavía se niega a llamar a las cosas por su nombre y condenar el golpe. Relevar, documentar y sistematizar los casos de violación a los derechos humanos por parte de la dictadura es la tarea que tenemos como comitiva y por la cual emprendimos el viaje casi 40 compañeros y compañeras de distintos experiencias militantes. Porque no vamos a dejar sola a Bolivia, porque dijimos nunca más dictaduras en América Latina y porque vamos a luchar hasta el final para que no haya nunca más neoliberalismo en nuestra tierra», manifestó.

«A través de la cuenta de la delegación @delegArgBolivia pueden seguir las novedades y esperamos poder hacer nuestro humilde aporte para ayudar aunque sea en algo a la heroica resistencia del pueblo que, wiphala en mano a través de los siglos, nunca se cansa de luchar», concluó.

Participan de la delegación Juan Grabois, abogado y referente social, Marisa Llanos Cruz y Marianela Navarro (FOL), Gabriela Carpinetti, también abogada y referenta del Frente Patria Grande, Pablo Garciarena (Xumek), Cristina Livitsanos (AAJ), Leo Pérez Ezquivel (APDH), Ismael Jalil (CORREPI), Carlos Zaidman (Asociación Ex Detenidos y Desaparecidos), Manuel Bertoldi (Vamos Frente Patria Grande), Mario Andrés López (APDH Nacional) Luis Arias, ex juez de La Plata, Natalia Zaracho, trabajadora de la economía popular, y Victoria Freire, socióloga y directora del Observatorio de Género y Políticas Públicas, entre otros.

La delegación tendrá una agenda de reuniones con instituciones, defensores de los derechos humanos, movimientos sociales, referentes religiosos, familiares y víctimas del Golpe de Estado. «A raíz de esos encuentros receptarán testimonios y activarán mecanismos internacionales para denunciar las violaciones a los derechos humanos que el gobierno de facto actual quiere ocultar», informó Ciudad Futura.

Ver esta publicación en Instagram

 

Recién logramos llegar La Paz. Todos bien y a salvo. Después de un momento complicado en Santa Cruz donde NO respondimos las agresiones de la policía ni de un grupo de choque enviado, comienza la misión argentina de solidaridad con el pueblo de bolivia. Y acá estamos representando a la ciudad de Rosario, esperando estar a la altura del momento histórico que nos toca vivir. Decíamos cuando todo esto empezó que no podíamos naturalizar el regreso de los golpes fascistas a Latinoamérica. Que nuestra generación pensaba que nunca iba a tener que vivir y ver con sus propios ojos a los militares sacando presidentes elegidos por la gente. Que todo eso había quedado atrás gracias a la lucha, la justicia y la memoria. Que los tiempos habían cambiado, que los métodos eran otros. Que la democracia era un piso básico. Pero no. Hoy los niveles de desigualdad que nos quieren imponer a nivel mundial no cierran si no es con represión y esta etapa del neoliberalismo viene más violenta que nunca. Por eso acá estamos. Porque estamos convencidas que nuestros países se salvan juntos o no se salvan, que lo que le pasa a bolivia, a chile, Brasil, colombia o ecuador nos pasa a todos y a todas. El principal objetivo de la misión es recoger de primera mano los testimonios de la crueldad de la dictadura cívico policial militar que tomó el poder en bolivia para romper con el silencio y la complicidad de gran parte de la comunidad internacional que todavía se niega a llamar a las cosas por su nombre y condenar el golpe. Relevar, documentar y sistematizar los casos de violación a los derechos humanos por parte de la dictadura es la tarea que tenemos como comitiva y por la cual emprendimos el viaje casi 40 compañeros y compañeras de distintos experiencias militantes. Porque no vamos a dejar sola a Bolivia, porque dijimos nunca más dictaduras en América Latina y porque vamos a luchar hasta el final para que nunca más neoliberalismo en nuestra tierra. A través de la cuenta de la delegación @delegargbolivia pueden seguir las novedades y eperamos poder hacer nuestro humilde aporte a la heroica resistencia del pueblo que, wiphala en mano a través de los siglos nunca se cansa de luchar

Una publicación compartida por Juan Monteverde (@juanmonteverde) el