Tensa transición: el equipo de Perotti presentó un duro informe sobre la gestión de Lifschitz

La transición en el gobierno provincial sigue siendo motivo de polémica. Es que, desde los equipos técnicos del gobernador electo, Omar Perotti, reiteraron el pedido para que el actual gobernador Miguel Lifschitz no avance en las designaciones de personal en planta permanente ni en la “creación de estructuras a favor de actuales funcionarios políticos”.

En este marco, fue el propio Lifschitz quien hoy salió a refutar los cuestionamientos de los legisladores santafesinos cercanos a Perotti, y disparó: “En cuatro años de gobierno no hemos aumentado la planta. Somos el único gobierno provincial que a lo largo de 35 años no modificó la planta permanente. Tenemos más de 700 cargos vacantes que no vamos a cubrir”.

En este contexto de tirantez entre las partes, con críticas, cuestionamientos y desmentidas, el equipo técnico del gobernador electo puso a disposición de los santafesinos una página web (Transición Santa Fe) en la que da cuenta del proceso de traspaso del gobierno provincial con el socialismo.

  • La creación de la página, argumentan los asesores del gobernador electo, tiene como objetivo “transparentar el proceso de transición” entre la administración saliente y la que entra el próximo 10 de Diciembre.
  • “En la página, los santafesinos podrán acceder a distintas informaciones que hacen al proceso de transición de gobierno, como por ejemplo la referida al déficit provincial, deuda contraída en dólares, comportamiento del gasto público, deuda provincial con municipios y comunas, y el déficit de la caja de jubilaciones entre otros temas”, señala el portal.

En el mismo hay numerosas críticas a la gestión de Lifschitz, y “el legado” que le dejará a Perotti. En un informe que incluye 17 ítems, en el “análisis” de la coyuntura actual, por ejemplo, hay un aspecto en el que resalta “lo que no quisieron reconocer”, con respecto a “la sostenida caída de la actividad económica desde enero de 2018”. También se indica que “la caída de la recaudación derrumbó el equilibrio fiscal”, y marca que “no lo tuvieron en cuenta al decidir los gastos para el año 2019”.

En otro apartado, se señala que la administración de Perotti recibirá “una provincia con déficit y deuda”, y se destaca que “con este nivel de gasto, en el actual contexto económico, dejan un déficit de aproximado 20.000 millones de pesos”.

El informe también establece que hubo un aumento del 26 por ciento de la estructura estatal del personal permanente y temporaria entre 2007 y 2019 (contempla los doce años de los tres gobiernos socialistas); y un incremento del 166 por ciento de los cargos políticos.

Este informe salió a la luz luego del cruce de declaraciones de ambas partes respecto a la transición en la provincia.

En este sentido hay que destacar que un grupo de legisladores provinciales encabezados por el diputado Roberto Mirabella y el senador Alcides Calvo le solicitó por carta al ministro de Gobierno santafesino, Pablo Farías, la reiteración de un pedido ya hecho el 3 de julio.

En la misiva, entre otras cosas, le requería un detalle de las obras públicas, anticipos de coparticipación, préstamos y juicios en trámite. Pero, puntualmente, le reiteraron que el gobernador Miguel Lifschitz no avance en las designaciones de planta permanente y la “creación de estructuras a favor de actuales funcionarios políticos”. Además, los legisladores exigen que para pasar contratados haya una ley aprobada por la Legislatura.

Al respecto fue el propio gobernador Lifschitz quien salió a contestarles a los legisladores. “En cuatro años de gobierno no hemos aumentado la planta”, sostuvo esta mañana en diálogo con la prensa, antes de recalcar que “somos el único gobierno provincial que a lo largo de 35 años no modificó la planta permanente. Tenemos más de 700 cargos vacantes que no vamos a cubrir”.

“En lo que va del año no hemos hecho ningún tipo de incorporaciones a la planta, ni lo pensamos hacer”, remarcó el titular del Poder Ejecutivo provincial, al tiempo que consideró que el pedido de los colaboradores de Perotti fue hecho como “una medida preventiva”.