Temporal: trabajan para dar respuesta a los vecinos afectados de la ciudad

Personal de distintas áreas del municipio trabaja desde el domingo en toda la ciudad para solucionar los inconvenientes ocasionados por la tormenta de lluvia y viento que se desató sobre Rosario y su región, zona que hasta la noche del lunes estuvo bajo alerta meteorológico por lluvias, tormentas, ráfagas y caída de granizo.

  • El subdirector de Defensa Civil municipal, Gonzalo Ratner, señaló que al promediar la mañana de este martes se registraban cerca de 350 reclamos de ramas y árboles caídos sobre veredas, calles, viviendas y autos, con daños materiales. Además detalló que se denunciaron “29 voladuras y desprendimientos y 50 cables de columnas caídas o inclinadas”.
  • “Hubo un total de 49 anegamientos, la mayor parte de los mismos ya están siendo intervenidos por cuadrillas de diferentes dependencias que trabajan desde la primera noche de la tormenta en estos lugares para solucionar los inconvenientes ocasionados por el fuerte temporal”, dijo Ratner.

El funcionario recalcó que “se trata de una de las tormentas más severas que ha padecido Rosario y la zona en los últimos tiempos, que registró la caída de 197 mm de agua, cifra que en dos días supera lo que llueve en más de dos meses, con intensidad de viento que alcanzó 92 kilómetros por hora”.

Asimismo, Ratner recordó a la población que ante cualquier inconveniente causado por el temporal se comuniquen a la línea gratuita 103 de Defensa Civil para efectuar el reclamo.

Asistencia social

En simultáneo con el trabajo de recolección de ramas y árboles caídos y la limpieza de sectores afectados, el operativo en el que trabajan diversas áreas municipales incluye la asistencia social a familias de sectores vulnerables de diferentes puntos de la ciudad que sufrieron el ingreso de agua a sus viviendas tras las intensas precipitaciones.

La secretaria de Desarrollo Social, Laura Capilla, detalló que durante la noche del lunes se asistió en casos puntuales a personas que fueron trasladadas a casas de familiares, pero aclaró que no hay centro de evacuados en funcionamiento y que “por el momento no es necesario contar con uno”. Además, remarcó que el trabajo continuará durante los próximos “conteniendo a las familias afectadas y acompañándolas”.