Taxista dio positivo de alcoholemia tras una denuncia por sus maniobras

Un taxista fue detenido este domingo por personal municipal del área de control, después de que fuera alertado sobre las maniobras temerarias que llevaba adelante su conductor. Al someterlo el test de alcoholemia se comprobó que tenía 2,66 gramos de alcohol en sangre y, por lo tanto, fue demorado y el vehículo remitido al corralón.

“Luego de la denuncia de otro conductor, personal de la Guardia Urbana Municipal (GUM) interceptó al chofer de un taxi y, al pedírsele la documentación, se constata que emana un fuerte olor etílico y cuando le hacen el control de alcoholemia constatan un dosaje muy importante”, confirmó a La Capital el secretario de Control municipal, Guillemo Turrín.

El incidente se registró en la zona de San Juan y Buenos Aires, en pleno centro de la ciudad, y fue advertido por testigos que dieron el alerta a la Municipalidad. De inmediato, personal de la GUM lo localizó, le pidió que detuviera la marcha y, en la cortada Ricardone, procedió al control vehícular y del estado general del chofer.

“Hacía tiempo que no se detectaba un caso con un dosaje tan alto de alcohol en sangre, nos llamó la atención la alta cantidad más en un conductor profesional, un taxista, cuyo dosaje tiene que ser cero”, destacó Turrín, quien contó que el chofer fue demorado y será sancionado y que el vehículo fue remitido al corralón municipal.

“En el marco de los procedimientos que llevaron a cabo diversas áreas de control, desde el pasado lunes al domingo último fueron remitidos al corralón municipal alrededor de 380 vehículos, debidas a distintas faltas que tienen que ver con faltas al estacionamiento, de documentación y medidas de seguridad de los vehículos”, contó Turrín.

Salta 2141, el juicio: el gasista contó su versión de la tragedia