Suspendieron licencias de efectivos de la Policía de Santa Fe por las balaceras en la ciudad

Frente a la problemática de las reiteradas balaceras en Rosario, el Ministerio de Seguridad provincial dispuso la suspensión por tiempo indeterminado de todas las licencias, ordinarias o extraordinarias, de las que gozan los efectivos de la Policía de Santa Fe.

La medida, descripta como “urgente y extrema”, fue tomada en el marco de la asignación de alrededor de 180 agentes para la custodia de funcionarios judiciales que actuaron o actúan en investigaciones vinculadas a Los Monos, de acuerdo a la información difundida este jueves en Telenoche (El Tres).

“Se debe contar con la mayor cantidad de personas a fin de reforzar la prestación del servicio de seguridad en todos sus niveles mientras dure la situación”, señala la resolución Nº 2.022, que es de “cumplimiento obligatorio” y alcanza “a todo el personal de la Policía de Santa Fe”. Las únicas excepciones, aclara el texto oficial, son las licencias por embarazo o lactancia.

A la calle y sin celulares

Entre otras cosas, el Ministerio de Seguridad ordenó a los jefes de todas las reparticiones a ampliar la disponibilidad del horario del personal y asegurar la máxima eficiencia en la cobertura de turnos. De igual modo, quienes estén en el subescalafón y cumplan tareas administrativas deberán pasar a otras operativas de calle “de manera inmediata”.

  • En ese sentido, prohibieron a quienes estén asignados a custodias utilizar sus teléfonos celulares personales: deben dejar el aparato en la dependencia en la que vayan a tomar servicio.

La cantidad de agentes no sólo fue reforzada sino que además volvieron a verse en las calles rosarinas las camionetas y patrulleros azules y blancos, que habían sido desplazadas por las nuevas unidades inteligentes de color negro.

Fuente: Rosario3.com.