Sonríe toda Rosario: consenso para sacar los promedios de la Superliga

Una noticia hizo retumbar el mundo futbolístico. Y sobre todo en Rosario. Es que una reunión de la dirigencia de la Superliga dio lugar a la posibilidad real de sacar los promedios del fútbol argentino. De confirmarse la resolución, será un alivio para Central y Newell’s, que comenzaban la temporada 2019/20 en los últimos puestos y con serio riesgo de perder la categoría. El caso Tigre y todo lo que se generó luego del fin de la Superliga, sumado a que las otras categorías del ascenso no tengan promedios, precipita la decisión.

El Tigre de Pipo Gorosito expuso a todos. A pesar de terminar noveno en la última Superliga, pudiendo clasificar a la Sudamericana, además de no terminar en posiciones de descenso las últimas tres temporadas, terminó descendiendo de manera injusta luego del gran fútbol demostrado este semestre, pero no le alcanzó. Ahora parece que la dirigencia de la Superliga tomará cartas en el asunto.

En una reunión de dirigentes en el Hotel Savoy de la Capital Federal, hubo consenso para que se trate en asamblea de Superliga en julio, cuando estén los equipos ascendidos. Y de esa manera, según Doble Amarilla, están los votos suficientes para que se quiten de manera definitiva los promedios que estuvieron en Primera División desde 1983, luego que San Lorenzo perdiera la categoría en 1981 y al que Julio Grondona, su impulsor había defendido con capa y espada: «Los promedios se pusieron porque nos parecía injusto que por una mala campaña un equipo descienda, entonces consideramos mejor que los clubes tuvieran otra oportunidad para corregir».

River perdió la categoría en 2011 luego de haber hecho una gran campaña con Juan José López como director técnico, llevándolo a puestos de Copa Sudamericana, pero pudo haber descendido en alguna de las dos temporadas previas, en las que incluso terminó último en el Apertura 2009. Luego bajo el mismo sistema, descendió Independiente en 2013. No había ninguna excusa ni tampoco ningún sistema ‘cubre’ a los grandes de un descenso.

Con este consenso que debe confirmarse, los futboleros mirarán una sola tabla. Y significa un alivio real para la apremiante situación en la que comenzaban la temporada los equipos rosarinos: Central y Newell’s ya se encuentran en el armado de sus equipos y el objetivo principal era el de no perder la categoría, ya que ambos corrían serio riesgo. ¿Se confirmará?