Sobreseyeron por atravesar un contexto de vulnerabilidad y violencia de género a mujer que había dado medicamentos y alcohol a su beba

El juez de primera instancia José Luis Suárez dispuso el sobreseimiento de la causa de una joven de 20 años por el delito de tentativa de homicidio calificado por el vínculo luego de que el acusador, el fiscal de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación (MPA) Luis Schiappa Pietra concluyera durante el desarrollo de la investigación que la motivación del ilícito estaba atravesada por un grave contexto de vulnerabilidad y violencia de género.

Según detalló el periodista Hernán Funes, el caso refiere a Georgina O., una mujer de 20 años que estuvo detenida por un hecho ocurrido el 9 de septiembre de 2017 en las Cuatro Plazas de Mendoza y Provincias Unidas, cuando vecinos advirtieron que ofrecía a la venta a Emily, su beba de 1 año y 3 meses, tras haberle hecho ingerir algún tipo de medicamentos y alcohol.

  • Funcionarios policiales llevaron entonces a la mujer a la comisaría 14ª y a la beba al hospital Víctor J. Vilela, donde se le realizaron las curaciones.
  • “Cuando tomamos la investigación advertimos que había que ver tanto lo que pasaba con la beba como con la mamá. De allí surge que había sido echada de su casa y que era víctima de un entorno muy complejo y de situaciones que prefiero mantener en la privacidad”, explicó Schiappa Pietra a Telenoche (El Tres).
  • “Lo que hicimos como Ministerio Público fue ver las circunstancias que rodean al caso y, en la audiencia, el juez entendió que era así”, amplió.

Entre las pruebas producidas por la Unidad de Homicidios Dolosos del MPA están las entrevistas realizadas con el Equipo Interdisiplinario del Departamento de Atención a Víctimas y Testigos, un informe de la Subsecretaría de Políticas de Género, entrevistas con personal del Ministerio de Salud de la provincia de Santa Fe y entrevistas con la Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes.

Todos coincidieron en que Georgina sufrió violencia de género en el ámbito intrafamiliar y el grave contexto de vulnerabilidad en el que vivía la llevó a cometer el hecho antes descripto.

La menor actualmente se encuentra al cuidado de su tía abuela y a resguardo de un “programa de acogimiento familiar” de la Secretaría de Coordinación de Políticas Sociales de la Dirección Provincial de los Derechos de la Niñez y Familia. Dentro de ello se está realizando el proceso de re-vinculación, con intervención del Juzgado de Familia Nº3.

Fuente: Rosario3.com.