“Sin recomposición salarial, no iniciamos las clases”, advierten universitarios

La Asociación Gremial de Docentes e Investigadores de la UNR (Coad) volvió a advertir que no comenzará el nuevo ciclo lectivo en la Universidad Nacional de Rosario si no tienen una respuesta satisfactoria a su prolongado reclamo salarial. En los dos encuentros que tuvieron lugar este año para discutir el porcentaje de actualización de sueldos, el gobierno nacional, “con el cinismo que lo caracteriza, no dio ninguna respuesta a los serios problemas que atraviesan los docentes universitarios”, dijo Laura Ferrer Varela, secretaria general de Coad.

“Si no hay recomposición salarial, no iniciamos las clases”, expresó. El comienzo está previsto para la primera semana de febrero, cuando incluso habrá mesas de exámenes en diferentes facultades.

La dirigente señaló que “si bien el ministro (de Educación de la Nación) Alejandro Finocchiaro acepta que la inflación acumulada para el periodo marzo-diciembre es del 41,6%, responde con un vergonzoso y provocativo aumento del 5% que se liquide con el sueldo de enero”.

Concretamente, detallaron desde el gremio, esto “se corresponde con un incremento salarial del 5% sobre el básico de febrero de 2018, no bonificable y no remunerativo, a cuenta de la primera revisión, que equivale a un aumento de $ 472 (bruto) para el cargo testigo (ayudante de primera dedicación semiexclusiva)”.

“La pésima paritaria firmada el año pasado, que en su momento denunciamos, en el auge de las luchas universitarias, implicó un claro recorte a nuestro salario, ya que se aceptó la propuesta de un aumento del 26% cuando las expectativas inflacionarias superaban con creces esa cifra. La inflación anual de 2018 terminó siendo del 47%, ratificando la brutal pérdida del poder adquisitivo de nuestro salario”, agregó Ferrer Varela.

En ese sentido, desde las centrales que firmaron dicha paritaria (Conadu, Fedun, Fagdut, Ctera y UDA) se reclama la ejecución de la cláusula de revisión establecida para esta fecha con un pedido de aumento del 16,6% con el fin de equiparar el aumento salarial a la inflación.

“Necesitamos definir ya un plan de lucha nacional de todo el sector docente, en defensa de nuestro salario y la universidad pública”, cerró Ferrer Varela.

+info