Siguen clausurando remiserías ilegales en Rosario

Esta mañana en Amenábar al 5400, una remisería ilegal fue clausurada por parte de la Guardia Urbana Municipal a raíz de denuncias realizadas. Al llegar al lugar, los inspectores se encontraron con una sala contigua en la que funcionaba una red de diez computadoras con software de juego clandestino instalado.

Ante esto, se procedió la clausura de ambos locales y se produjo el decomiso de las 10 computadoras que se utilizaban para jugar de forma ilegal, y los telefonos y registros de choferes que servían para desarrollar la remisería sin permiso alguno.

En la tarde de ayer, inspectores de la Guardia Urbana Municipal y la Dirección de Fiscalización de Transporte, conjuntamente con efectivos de la Unidad Regional II, realizaron otros dos operativos en la zona sur de la ciudad que derivaron en la clausura de dos remiserías ilegales de las cuales se decomisaron elementos utilizados para su funcionamiento clandestino.

La primera intervención fue en Pje Kanthuta 1510, donde se secuestró documentación con registro y resúmenes de recaudación, dos teléfonos celulares, una computadora y un cartel con el nombre de la remisería.

El segundo procedimiento se dio en San Martín al 6400, en la llamada Remisería Avenida. Allí también se secuestró una computadora, un celular, tres teléfonos fijos, un registro de choferes, vehículos y viajes, y dinero en efectivo.

Además, en lo que va del año ya se remitieron 18 remises ilegales, más de una decena de ellos en zona del Casino. “Tenemos una fuerte decisión en intervenir en aquellos que presten un servicio sin autorización municipal. Porque esos vehículos muchas veces implican un riesgo para los ocupantes, porque en muchos casos carecen de las medidas de seguridad exigibles”, destacó el Secretario de Control y Convivencia Gustavo Zignago.