Se presentó el Protocolo de Actuación en Violencia de Género en el ámbito laboral

Este miércoles por la mañana, la intendenta Mónica Fein encabezó la presentación oficial del Protocolo de Actuación en Violencia de Género en el ámbito laboral, según Decreto 1824/18. En un concurrido acto el Teatro La Comedia, la mandataria dio a conocer la nueva herramienta a través de una charla con la filósofa Diana Maffía sobre Construcción de espacios laborables libre de violencia hacia las mujeres, moderado por la periodista Sonia Tessa.

“Constituir un protocolo significa que las que trabajamos en la Municipalidad de Rosario sepamos cómo actuar frente a un caso de violencia. Primero para aprender a identificar y visualizar relaciones laborales de violencia que muchas veces están naturalizadas porque no tienen que ver con la violencia física, pero que ponen a la mujer en un lugar de imposibilidad de pleno desarrollo”, expresó Mónica Fein durante el encuentro, del cual participaron también funcionarios, funcionarias, trabajadores y trabajadoras de diversas áreas del municipio.

“Valoro muchísimo que este Protocolo haya sido hecho desde el Estado. Esto realmente es inusual y creo que genera una posibilidad de defensa allí donde antes no la había. Que el Estado salga de esa situación de tratar derechos pero no hacerse cargo, a la situación de hacerse responsable de defender a quien sufra este tipo de vulneraciones es asumir un papel activo muy importante en la construcción de igualdad”, reconoció por su parte Diana Maffía.

En el marco de treinta años de políticas de género del Estado local, el objetivo del Protocolo es aportar a la generación de ámbitos de trabajo seguros y de respeto entre todas y todos, promoviendo espacios equitativos, libres de todo tipo de discriminación. La herramienta está dispuesta para ser aplicada en situaciones de violencia, donde la víctima es tanto una empleada municipal como una ciudadana usuaria de algún servicio de la municipalidad y donde el agresor es empleado o está relacionado laboralmente de alguna manera con el municipio.

“Como todos y todas saben, hace muchos años nos venimos proponiendo acciones públicas y en el ámbito del municipio para generar igualdad entre varones y mujeres en el ámbito laboral. En estos años, desde el Ni Una Menos a los últimos debates que se dieron en torno a la Interrupción Voluntaria del Embarazo, se dieron movilizaciones muy importantes que llevaron a muchas mujeres a poner en debate sus derechos”, resaltó Fein.

“Nosotras estamos convencidas que si no hacemos esto hacia adentro de la administración, difícilmente podamos recibir a una persona que se acerca a cualquier espacio municipal. Este Protocolo impulsa una discusión abierta sobre las relaciones laborales en las que nos encontramos, poder identificar las violencias y generar procesos de claridad para acompañar sin dudar la denuncia de la mujer en todo el proceso”, agregó la mandataria.

La puesta en marcha de este Protocolo apunta a fortalecer las medidas preventivas, de difusión y capacitación en todos los ámbitos de trabajo del municipio. A su vez tiene, como propósito visibilizar las herramientas existentes para el asesoramiento, la contención y el acompañamiento de las mujeres y las acciones a seguir ante un caso concreto de violencia de género.

“Las violencias laborales no son sólo el acoso sexual, no sólo los avances indebidos o los maltratos explícitos o la violencia física. Hay muchos otros más difíciles de decodificar y que tienen que ver con la invisibilidad de ciertas formas de maltrato laboral. Dar tareas por debajo de la formación u obligarla a ejercer una extensión de lo doméstico, como servir el café, son formas completamente habituales de violencia”, explicó Maffía, dando cuenta de su vasta experiencia en el campo.

“Me parece que esto abre por un lado una responsabilidad muy importante por parte del estado y por otra parte una oportunidad de trabajo con los sindicatos y con los equipos laborales para poder reflexionar sobre las formas cotidianas en las cuales realizamos nuestro trabajo”, concluyó la filósofa.

El camino del Protocolo

A instancias de la intendenta municipal, se creó una mesa de trabajo coordinada por el Instituto Municipal de la Mujer y conformada por la Secretaría de Desarrollo Social, la Dirección de Investigación, Ética Pública y Transparencia, y el programa de Salud de los Trabajadores, donde tomó forma el protocolo.

Todas las secretarías que forman parte del municipio estuvieron realizando encuentros de sensibilización, a cargo del Instituto Municipal de la Mujer y la Dirección General de Investigaciones, Ética Pública y Transparencia, en los cuales se les brindaron las herramientas para detectar, intervenir y resolver situaciones de violencia, como así también construir espacios laborales libres de violencia, de estereotipos sexistas, y sin discriminación.

Hasta ahora se capacitaron 11 Secretarías, con la participación de un promedio de 30 personas por cada una, incluyendo mandos medios y altos.

“Ver la violencia es un aprendizaje para varones y para mujeres. Aprender a decodificarla es algo que debemos hacer colectivamente, por eso celebro que estén hoy aquí trabajadores y trabajadoras del municipio”, indicó Maffía sobre la importancia de las instancias de diálogo y debate con las diferentes estructuras del ámbito público local.

Equidad

Hacia el final del encuentro, la intendenta compartió un relevamiento sobre la conformación del estado municipal en tanto participación, formación y categorización de varones y mujeres. Allí, dio cuenta que hay más mujeres empleadas que varones y que en general poseen mejor formación académica y/o profesional. También, aseguró que en los últimos cinco años se dio el mayor número de ingresos de mujeres a las estructuras municipales.