Se abre la inscripción para la segunda subasta pública de vehículos incautados a bandas delictivas en Santa Fe

Se realizará por segunda vez en la provincia una subasta de autos incautados a bandas narcocriminales. Esta vez, será en la capital santafesina el próximo 7 de marzo. Este jueves al mediodía se publicará en el sitio web del gobierno provincial el detalle de los 27 rodados que saldrán a la venta. Para participar, al igual que en el remate que se realizó el año pasado en Rosario, será necesario anotarse hasta el 1º de marzo.

El gobierno provincial espera recaudar por lo menos cuatro millones de pesos, que luego serán destinados a políticas sociales.

El secretario de Gestión Pública Matías Figueroa Escauriza, de quien depende la Agencia de Bienes Decomisados, explicó que este jueves desde las 12 se publicarán en la web las fotos y fichas técnicas de los 24 autos y las tres motos que saldrán a remate, con una base que ronda en total los tres millones de pesos.

Las autoridades de la Agencia, que se encuentra en la órbita del Ministerio de Justicia y de Derechos Humanos, chequearán en primera instancia los anotados y determinarán su admisión, para evitar que se presenten personas vinculadas a las causas penales en las que los vehículos fueron secuestrados. “Pueden participar de la subasta personas físicas o jurídicas con domicilio en la provincia o en el resto del país”, aclaró Figueroa Escauriza.

El funcionario también explicó cómo se distribuirán los fondos que se obtengan. “Si hay víctimas de delitos económicos en causas con vehículos secuestrados que salen a remate, las vamos a resarcir, como hicimos hace pocos días con damnificados de una banda de secuestros virtuales que operaba en Rosario, y a quienes les entregamos en total 1.250.000 pesos”, dijo.

El resto irá a parar a políticas sociales, como sucedió con la primera subasta realizada en octubre pasado, en la que se recaudaron cuatro millones de pesos. Con esos fondos, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos ha comprado insumos deportivos, hospitalarios, culturales y educativos que están siendo repartidos en instituciones de la provincia como clubes, vecinales, asociaciones civiles, hospitales y escuelas.