Salta y Lagos: las preguntas del Concejo ante una nueva víctima fatal

El Concejo Municipal aprobó el pedido de informe del siniestro vial que se cobró una vida el pasado lunes por la noche en la intersección de Ovidio Lagos y Salta. La víctima fatal del choque fue Ito Seisas, de 32 años y sobrino del periodista y conductor de “De 12 a 14”. El edil Jorge Boasso, que transita sus últimos días en el Palacio Vasallo, fue el autor de la iniciativa.

De hecho, fue uno de los primeros en llegar a la zona del accidente y denunció en las redes sociales el mal funcionamiento de los semáforos de esa esquina. En su pedido, se solicitó la constancia de los reclamos realizados por vecinos de la zona, el monitoreo, el detalle de las medidas que se tomaron y el control indicando fecha y horario los días 12, 13 y 14 de noviembre con los datos del personal a cargo.

“Grabé un video y tomé fotos del pésimo funcionamiento de los semáforos. Me quedé hasta cerca de las 2 de la mañana y seguían funcionado mal, lamentablemente. Durante varios segundos quedaba en rojo y amarillo en ambas calles”, relató el experimentado concejal.

Marcelo Seisas tenía 33 años y tuvo su triste desenlace fatal al chocar con su motocicleta contra un utilitario el último lunes. Sobrino de Ciro Seisas, era un empresario de rubro gastronómico y era titular del bar Rato, de Catamarca y Alvear. Era amante de las motocicletas, en especial las Vespa. 

  • En la misma esquina se produjeron varios accidentes fatales. En 2014, un automóvil intentó esquivar una moto y chocó contra un puesto de diarios. Atropelló a la docente, Miriam De Lorenzi, que caminaba por la vereda, fue embestida y falleció dos años más tarde.
  • En 2016, el ex futbolista Lautaro Riaño, dio positivo en un control de alcoholemia en la misma esquina y se dio a la fuga. En el cruce con Catamarca, pasó en rojo y colisionó la moto conducida por Diego Torres, quien fue trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, donde falleció.
  • En 1999, se produjo la muerte de la niña de seis años, Antonella Trivisonno. Viajaba con su familia en un Fiat Duna que fue embestido por el automóvil de Matías Colabianchi, quien ya tenía varias infracciones de tránsito. Su familia impulsó una campaña solidaria en nombre de su hija.

“La inoperancia y la negligencia en una ciudad en la que hay ingeniería de tránsito, subdirecciones, monitoreo virtual online, brilló por su ausencia y costó una vida más. Es lamentable la irresponsabilidad del estado”, sentenció el edil.