Salta 2141: tras el altercado, la carta de Hernán Gianángelo para los otros familiares de víctimas

Luego de la lectura del veredicto que determinó la condena del gasista Carlos García y la absolución de los otros 10 imputados, los familiares reaccionaron. Dentro y fuera de la sala manifestaron su enojo y frustración por el fallo del tribunal en relación al escape de gas, explosión y derrumbe en Salta 2141 aquel inolvidable 6 de agosto de 2013. Minutos más tarde, en las puertas del Centro de Justicia Penal se dio un altercado entre familiares de víctimas. Uno de los protagonistas del tenso momento fue Hernán Gianángelo, hermano de Débora y cuya familia fue la única querellante del juicio oral y público.

No habían quedado del todo claras las circunstancias de los empujones que terminaron con la intervención de sus padres y hermano para sacarlo de la zona de conflicto. Sin embargo, el joven, que no participó de manera presencial en el juicio junto a sus padres y su hermano Adrián, escribió una carta dedicada a los familiares.

En tono conciliador, pidió disculpas por su reacción a los demás familiares. Vale aclarar que prácticamente no existe la relación entre la familia Gianángelo con el resto de los familiares. El cortocircuito se generó cuando la mayoría (21 de 22 víctimas fatales) acordaron con la aseguradora de la empresa Litoral Gas y así no pudieron participar activamente como querellantes. Muchos explicaron el riesgo económico que esto suponía en relación a imputar a sospechosos cuyas responsabilidades no estaban penalmente comprobadas. 

Seguramente todos se reúnan el próximo sábado 6 de julio en Salta 2141 para una marcha de silencio que repudiará el fallo del tribunal, a casi seis años de la tragedia que enlutó a la ciudad.

El texto completo

Carta a los familiares de la calle Salta

Mi nombre es Hernan Gianangelo y tanto como ustedes a mi me mataron a mi hermana en ese edificio de la calle Salta…

Durante estos 6 años que se van a cumplir siempre he estado oculto, no por culpa, sino porque ese día y los días anteriores me la pasé en el estacionamiento de La Gallega tratando de ver si aparecía mi hermana de entre los escombros, apareció uno y otro todos masacrados, quemados, solo rescataron a un perro y un canario con vida… una vez que dejamos a mi hermana en el cementerio, me fui con mi hermano y mi cuñado y su hermano a seguir buscando y a apoyar a muchos de ustedes familiares… y transmitirle con el respeto que todos buscaban a sus seres queridos ya sea humanos y animales que dejaban de buscar cuando sus manos la tenían llenas de su propia sangre…

Cada noche tengo pesadillas y no puedo entender como el hombre le puede causar tal daño al otro y seguir con su vida…

Siempre los trate a todos con mucho respeto, no por lo que son, sino por la memoria de sus seres queridos que vi muertos incluida a mi hermanita… a tal punto que cada 6 de agosto me voy a un rincón solo a rezar por todos, porque eso es lo que merecen: mi respeto y mis rezos.

Al empezar el juicio yo fui, pero al ver que todo el sistema judicial fue una fantochada como ya todos el día de hoy sabemos, no pude ir más… pero en el juicio no solo estaba mi familia como punta de lanza sino todos ustedes como el mango de la lanza y sabia que si (yo) concurría la podía joder y que hacía falta muchas personas para que me paren… todos en mi familia teníamos y tenemos un lugar, yo no fui más hasta el último día… las palabras de mis padres fueron NO ESTAMOS SOLOS, los otros familiares están también en la lucha por justicia y concurren todos los días…

La verdad en este juicio yo sentí que mis viejos y hermano no estaban solos estaban todos ustedes también porque este juicio no fui solo por mi hermana sino también por sus familiares que merecen tener justicia.. ayer cuando empecé a escuchar las palabras que fueron por mal camino, decidí irme de la sala porque no podía creer eso y me fui a la esquina solo a llorar y desde la esquina veo un montón de insultos a mi familia , voy a ver que pasa, resulta que eran algunos de ustedes, que cuando llegue le tiraron un palo a mi cuñada…

Gente: nosotros estamos en la misma!!!. les dije y uno de ustedes me insulto a mi hermana. Yo no quiero odiarlos a ustedes si les vi muertos a su abuelos, esposos e hijos como a mi hermana… ni mi familia ni ustedes son los culpables, los culpables salieron por la misma puerta que salimos todos, riéndose por estar un día más libre tratando de matar a otro más…

Lo que si espero es que ese pibe de pigmentos negros y petizo -y que en estos años ni apareció- que insultó a mi hermana con tanta maldad y en mi cara, tenga el valor de pedirme disculpas como yo les estoy pidiendo a ustedes familiares, por verme de esa manera tan alocada el día de ayer…

La lucha recién comienza entre todos, luchemos juntos que en ese lugar están muertos nuestros seres queridos y dejen todo atrás, todos tenemos bronca pero no es entre nosotros que tenemos que descargar esa furia y que se transforme en amor y lucha por nuestros familiares…

Los amo y comprendo su dolor.

Convocan a una marcha de silencio en Salta 2141 para repudiar el fallo judicial