Rubeo: “Binner ya ni siquiera respeta los límites humanitarios”

“Es un mal de hiperpresidencialismo, porque cuando se utiliza mucho tiempo para abordar lo urgente, se olvida lo importante, que es lo que debe atender un presidente”. “Con esas palabras, referidas al estado de salud de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el candidato a diputado nacional socialista Hermes Binner demostró que su insensibilidad no tiene techo y que ya ni siquiera respeta los límites humanitarios”, sostuvo Luis Daniel Rubeo, presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe.

El legislador del Frente para la Victoria se mostró “indignado” ante los conceptos de Binner, quien atribuyó a la “hiperactividad” y al “hiperpresidencialismo” de la Jefa de Estado el cuadro clínico y la intervención quirúrgica que se le practicó y de la cual se recupera favorablemente.

El postulante socialista, además, había expresado que “cuando se inauguran dos cuadras de pavimento en un pueblo no puede ser que allí esté la presidenta, cuando debería estar atendiendo cuestiones más importantes”. En ese sentido, Rubeo opinó que “Binner encuentra en una de las numerosas virtudes de la presidenta Cristina un defecto que incidiría en un deterioro de su salud, lo cual sitúa al ex gobernador fuera de los márgenes del decoro y del respeto por la condición humana”.

El titular de la Cámara baja provincial recordó: “Sólo basta repasar los mensajes de mandatarios de todo el mundo y del propio papa Francisco para constatar que esos deseos de pronta recuperación contrastan con el tono inmisericorde y especulativo de las palabras de Binner, quien debe estar convencido que ese tono le permitiría captar voluntades y votos en los próximos comicios. Se equivoca. No conoce al pueblo argentino”.

Por último, Rubeo se mostró “desconcertado” ante la queja del referente socialista porque nadie lo llamó “como representante de la oposición” para explicarle la situación de salud de la jefa de Estado. “O perdió completamente el rumbo o no leyó los diarios. Nadie esperó llamado alguno para desear que Cristina salga airosa y se recupere de esta situación. Y si dijo lo que dijo sin que lo llamaran, su queja es inentendible”. El legislador peronista concluyó: “Quienes creemos que la política no es un campo de batalla donde todo vale, esperamos una inmediata rectificación de los conceptos del ex gobernador. Lo enaltecerá”.