“Rosario debe dejar de ser la ciudad de los inquilinos para ser la de los propietarios”

En la jornada de debate sobre alquileres organizada por el Concejo Municipal de la que participaron ediles, ONG´s, cámaras inmobiliarias y vecinos, la concejala radical María Eugenia Schmuck expuso sus proyectos sobre la materia y reclamó por el tratamiento de su iniciativa de sistema local de ahorro público para la vivienda.

“En un momento en que el acceso a la vivienda es tan difícil y Procrear ha demostrado serias limitaciones debido a la falta de terrenos disponibles, es fundamental generar propuestas alternativas locales para que la clase media pueda acceder definitivamente a la casa propia. Rosario debe dejar de ser la ciudad de los inquilinos para ser la ciudad de los propietarios. Nuestras iniciativas en el Concejo siguen este camino”, sostuvo.

Actualmente la propuesta del sistema de ahorro se encuentra en la Comisión de Presupuesto y aguarda su tratamiento: “Consiste en un sistema público de ahorro destinado específicamente a quienes no califican para la vivienda social pero que, pese a tener capacidad de pago, tampoco pueden acceder a un crédito hipotecario del sistema financiero tradicional. También está destinado a quienes no tienen un terreno para construir, por lo cual se les hace muy difícil acceder al plan nacional Procrear”.

“De acuerdo a los datos de los últimos censos, al menos un 30 por ciento de los rosarinos alquila. A esto se suma un déficit de aproximadamente 50.000 viviendas en la ciudad y la existencia de un 19 por ciento de viviendas desocupadas. Mientras los costos de la construcción y los índices de precios van en aumento, los mecanismos de financiamiento mantienen requisitos de acceso elevados”

Por lo tanto, frente a este escenario la propuesta de la edila es llevar adelante un sistema público de ahorro a partir del cual los interesados puedan depositar el equivalente a un alquiler mensual y así comenzar a capitalizarse para luego acceder a su vivienda, optimizando la capacidad de ahorro de las familias al evitar la habitual superposición del pago de alquileres con el de cuotas de créditos hipotecarios, previendo una tasa de interés fija que no supere el 10 por ciento.

Los actores que intervienen en el proyecto son el Banco Municipal, el Municipio y la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV), por lo cual la construcción no estará a cargo de una sola empresa constructora. El Banco Municipal administrará a través de un fideicomiso, mientras que el Municipio desarrollará un fondeo inicial destinado a subsidiar la tasa de interés. Este fondeo se conformará a partir del redireccionamiento de los fondos de compensación económica vinculados a los reglamentos de edificación de la ciudad (de aprovechamiento de la mayor edificabilidad en proyectos especiales y de aprovechamiento de la altura).

“Además de facilitar el acceso a la primera vivienda, la iniciativa puede dinamizar la economía vinculada al sector de la construcción de la ciudad. Tomamos como ejemplo experiencias exitosas en países vecinos como Chile y Uruguay”

“Un inquilino en 10 años, termina pagando en concepto de alquiler el valor de una propiedad o más. De 2001 a 2010, los hogares crecieron en Rosario 16,4% mientras que los inquilinos crecieron más del 68%. Nuestra propuesta propone crear una herramienta a partir de la articulación público-privada que permita acceder a su primera vivienda a muchos vecinos. Lo que proponemos con este Sistema de Ahorro público para la primera Vivienda, es que ese pago del alquiler, con la intervención y planificación del Estado con políticas públicas estables, se convierta en la primera casa de muchos rosarinos”, finalizó la concejala.