Rodrigo, el nene rosarino que quedó cuadripléjico por un virus y necesita viajar a China para recuperarse

Rodrigo es un nene rosarino de 8 años que quedó cuadripléjico cuando un virus atacó su médula espinal y necesita viajar a China para recuperar su movilidad. Su mamá inició una campaña para juntar los US$ 50.000 que vale el tratamiento con células madre y abrió una cuenta para quienes puedan ayudarla. Mientras tanto, Rodri avanza en su rehabilitación para poder dejar el respirador artificial y volar rumbo a tierras asiáticas en busca de un tratamiento que pueda cambiar su vida. Con los trabajos fisiátricos y fonoaudiológicos que realiza, su futuro es alentador, ya que su cerebro no fue afectado. Solo necesita recuperar la motricidad, y la posibilidad estaría en China.

Su mamá, Verónica Giusiano contó que Rodrigo realizó un tratamiento de rehabilitación intensivo con el que logró algo de movilidad en sus piernas y brazos, pero que no puede levantar las piernas, sentarse ni sostener su cabeza. Además, tiene una traqueotomía y está conectado a un respirador.

“Averiguamos en China y nos dieron del 80 al 90% de posibilidades de recuperarse”, contó Verónica, y explicó que el tratamiento vale 50 mil dólares, que ella está desempleada y que el papá es empleado en una metalúrgica.

Para quienes quieran ayudar, Verónica Giusiano abrió una cuenta a su nombre en el Banco Santander Río con el siguiente número de CBU: 0720471988000035718422.

Volver a ser

“Rodri era un niño normal como muchos, corría, saltaba y soñaba que era el Hombre Araña. A sus cinco años todos esos sueños se derrumbaron. De una noche a la mañana empezó a perder movilidad y así pasó a una sala de terapia y empezó la pesadilla”, relató la madre del nene a Ojo de Prensa.

“No se sabía si iba a sobrevivir. Pudo contra todo diagnóstico, pero quedó cuadripléjico y conectado a un respirador. Fue recuperando movimientos gracias a nosotros que estábamos muy encima de él. Dimos con un fisiatra en Salta y llegamos con la ayuda de la gente. Dos personas se ofrecieron a pagar el tratamiento”, contó la mujer.

Verónica acompaña cada día a Rodri en su camino a dejar el respirador y poder emprender el viaje a China. Su papá y su hermanita están en Rosario y hacen rifas y juntan tapitas para vender y juntar dinero. Todo sea por él.