Reunión por la seguridad de taxistas y promesa de refuerzos y mayor comunicación

En medio de la medida de fuerza que lanzaron por el crimen de un colega, los taxistas rosarinos mantuvieron este jueves una reunión con autoridades de la Unidad Regional II de Policía para analizar soluciones a la ola de violencia y de hechos delictivos que sufren los conductores en diferentes zonas de la ciudad.

El encuentro se desarrolló en la sede de Jefatura, en Ovidio Lagos al 5200, con la presencia del jefe de la Policía local, Danilo Villán, quien al término del encuentro se comprometió a reforzar los corredores seguros, incorporar más personal en las zonas más inseguras y mantener una comunicación más directa y personal con los taxistas.

En representación de los taxistas, estuvieron Marcelo Díaz de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis (Catiltar), Mario Cesca de la Asociación de Titulares de Taxistas Independientes (Atti) y Horacio Gianotti del Sindicato de Peones de Taxis.

Marcelo Díaz confirmó que tendrán reuniones semanales cada martes con integrantes de la Policía provincial, del Ministerio de Seguridad y del Ministerio Público de la Acusación (MPA) para “manifestar las problemáticas del sector”.

Por su parte, el secretario del Sindicato de Peones de Taxis, Horacio Gianotti, expresó que si bien no se retiraron del todo conformes, al menos le han dado “mayor fluidez a la comunicación” con las autoridades policiales. “Nos prometen un refuerzo de los corredores seguros y mayor vigialancia. Tenemos expectativa de que se cumpla”, indicó.

En señal de luto, el servicio de taxis y remises estuvo de paro en toda la ciudad desde las 10 de la mañana de este jueves y se reanudará a las 6 de este viernes.

Luego, el jefe de la Policía local manifestó su “pésame a la familia del trabajador” asesinado y reconoció que la ciudad enfrenta “una situación muy grave con el tema inseguridad”. “En la calle está la mayor cantidad de recursos humanos y logísticos pero trataré de sumar más gente de otras direcciones para que trabajen en conjunto con las fuerzas federales”, manifestó Villán y enmarcó la muerte del taxista en “un caso de inseguridad”.

Añadió que a pesar de las complicaciones por la ola de inseguridad que atraviesa Rosario, la Policía se encuentra trabajando para mejorar la situación y “todos los días tenemos muchos detenidos”.

Finalmente, y consultado sobre las respuestas presentadas a los taxistas que reclaman mayor seguridad, el jefe policial aseguró que se mantendrán los corredores seguros, se armará un grupo de WhatsApp para estar mas comunicados y se pondrá más patrullaje en zonas específicas o con mayor cantidad de hechos delictivos.

En ese sentido, Villán se comprometió a habilitar su teléfono celular para que los taxistas tengan una respuesta directa a las situaciones que se presenten en cualquier momento del día.


+info


El taxista asesinado hacía horas extra para festejarle el cumpleaños al hijo