Retiran más carteles de altura en Rosario: es el turno del Hotel Libertador

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal informó que el próximo domingo, a las 8 de la mañana, se retirará el cartel del Hotel Libertador, en Corrientes 752. Para tal fin, se dispondrá un operativo especial que incluye un corte de tránsito en Córdoba y Corrientes durante toda la intervención.

La iniciativa, desarrollada por la Dirección General de Industrias, Comercios y Servicios, se concretará en cumplimiento con el decreto municipal Nº 198 de 2009 que reglamenta la ordenanza municipal Nº 8324 sancionada el año anterior.

  • La norma establece el retiro de la cartelería que excede la línea de la fachada con el fin de preservar la seguridad de los ciudadanos y promover condiciones estéticas acordes. El procedimiento cuenta con la participación de personal de Defensa Civil/COEM, Guardia Urbana Municipal (GUM) y Dirección General de Tránsito.

La Municipalidad de Rosario concluirá con la eliminación de la cartelería publicitaria por fuera de la norma que comenzó en 2009. Desde aquel año más de mil carteles que invadían los cielos fueron quitados.

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana ya intervino el pasado 22 de abril en el hotel Marconi, ubicado en San Juan al 1000, que no desarrolla actividad comercial y se encuentra en estado de abandono. De igual manera, el pasado 11 de marzo se llevaron a cabo tareas en el centro comercial Palace Garden, de calle Corrientes y Córdoba, cuyo soporte publicitario fue desmontado por agentes municipales. Acciones similares se ejecutaron el domingo 15 de abril con el letrero montado en el Hotel Riviera, en San Lorenzo 1460.

El secretario Guillermo Turrin confirmó que desde el municipio se decidió concluir con el proceso de ordenamiento de la llamada zona 1, comprendida por avenida Pellegrini, bulevar Oroño y el río “para dar efectivo cumplimiento a la norma que busca ordenar la cartelería pública bajo conceptos de estética urbana y seguridad para los transeúntes”, señaló. Según indicó, se busca de esta manera acabar con el retiro de antiguos carteles, pendientes de edificios simbólicos de la ciudad, que comenzó casi una década atrás.