Remataron el primer lote de soja de la campaña 2018/19 en la Bolsa de Comercio

El gobernador Miguel Lifschitz y la intendenta Mónica Fein participaron este miércoles del tradicional acto de remate del primer lote de soja en el Recinto de Operaciones del Mercado de Granos en la Bolsa de Comercio, encuentro que convocó a autoridades municipales, provinciales y nacionales, productores, operadores y acopiadores. Se trata de uno de los eventos más importantes para la institución ya que marca el inicio de la campaña de soja en la región. El lote que se remata es el primero ingresado proveniente del norte (zonas marginales en lo que a siembra y cosecha refiere).

Se remataron 22 toneladas de soja que este año provinieron de la localidad Colonia Potrero Norte en Formosa. El productor del primer lote de soja fue Eduardo Tessore, y la firma acopiadora La Constancia Agro Sociedad Anónima. El producto se puso a la venta con un piso de $9.100 y se terminó vendiendo a $27.500 a la firma Intagro. El arribo de la partida estuvo a cargo de la corredora Grassi SA, que donó el total de su comisión a una escuela ubicada cerca de la localidad.

Luego de una licencia forzada porque la Justicia lo investigaba en la causa de los cuadernos (en la que le dictaron falta de mérito), el presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Alberto Padoán, reasumió su labor en el primer remate de soja de la campaña 2018/19.

“El sector agropecuario está siempre presente, en los buenos y malos momentos. En este caso con una cosecha récord de soja, de trigo y de maíz. Sería un error pensar que esto solo tiene que ver con el clima. Hay muchos otros factores que hacen posible estos resultados: un sector agropecuario muy productivo, con las inversiones que se han venido realizando desde hace muchos años en cada uno de los eslabones de la cadena de valor de la soja en este caso, para incorporar competitividad y sumar valor agregado, para ampliar los márgenes de rentabilidad, para mejorar la logística. Un esfuerzo de distintos sectores, que ha sido acompañado por decisiones de gobierno”, afirmó el gobernador.

“El motor de la economía argentina hoy es el sector agropecuario, no solamente por su presente, sino por su potencialidad de crecimiento en los próximos años. La Argentina tiene la capacidad de convertirse en protagonista de la economía global en la producción de alimentos, de bioenergía, de materiales. Todo lo que puede producir el sector agropecuario, ese es el mayor desafío que tenemos por delante”.

“Desde la provincia asumimos el compromiso de mejorar la infraestructura en tres aspectos fundamentales: la estructura vial, donde venimos desarrollando una inversión histórica; las obras hídricas, donde a pesar de las inclemencias climáticas hemos avanzado en cuestiones estratégicas muy importantes; y sobre la cuestión tributaria, en Santa Fe existe una mesa de análisis de la que participan todas las instituciones vinculadas a la producción y donde hemos avanzado en una disminución gradual de la carga tributaria sobre el sector productivo”, señaló Lifschitz.

“Desde la ciudad venimos acompañando los procesos de innovación, creación y de transformación. Y junto a la provincia estamos fortaleciendo la conectividad, como por caso con nuestro aeropuerto, tan importante para la proyección logística del futuro. Hace pocos días finalizó la Feria Internacional de la Alimentación (FIAR) que a pesar de las dificultades del contexto, ha sido una feria exitosa y en la que las rondas de negocios permitieron a distintas industrias de la ciudad poder seguir creciendo. Además hemos incorporado el biocombustible a nuestra flota de transporte convencidos de que todo proceso de innovación es fundamental para el desarrollo equitativo de Rosario, la provincia y para la Nación”, remarcó la titular del Palacio de los Leones.