Refuerzan controles para evitar fiestas callejeras en Navidad

Esta noche se celebra la Navidad y desde la Municipalidad realizarán un operativo especial para desactivar fiestas callejeras. Habrás tres puntos fijos de control, además de las habituales fiscalizaciones de rutina de alcoholemia y narcolemia.

El secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Guillermo Turrín, informó que además de los controles vehiculares de siempre, se montarán tres controles fijos en Iriondo y 9 de Julio; Rioja y Lavalle; y otro cerca del Gigante de Arroyito, en la zona norte de Rosario.

El funcionario explicó que años anteriores, en esos lugares, se han armado fiestas en la calle, lo cual está prohibido. El año pasado, por ejemplo, unas dos mil personas celebraron la Navidad durante la madrugada en Mendoza al 5300 e impidieron el paso del transporte público.

Por otro lado, Turrín recomendó no tomar y conducir en estas Fiestas: “No perseguimos a la gente para que no tome, pero decimos «el que elige beber, que no conduzca»”. También aconsejó no usar pirotecnia.

Prohibido no, pero con coherencia

En el último tiempo, los jóvenes convirtieron las fiestas callejeras en un clásico que cada Navidad y Año Nuevo se replica en distintos barrios de la ciudad, desplazando así al tradicional boliche bailable, ícono de otra época. En este marco, las autoridades municipales diagramaron un operativo para impedir cortes de tránsito que puedan llegar a dificultar el recorrido del transporte urbano de pasajeros.

En tanto, el funcionario subrayó que el municipio llevará adelante controles en determinados puntos de la ciudad de manera “preventiva”. Sobre todo en aquellos lugares donde se realizaron fiestas callejeras en años anteriores y que finalizaron con algunos “inconvenientes”, como en San Juan y Azcuénaga, 9 de Julio e Iriondo y Mendoza y Valparaíso.

Cabe destacar que estos operativos callejeros y los controles de alcoholemia se extenderá desde la noche del lunes hasta la madrugada del martes y contarán con la presencia de unos 100 agentes municipales. “Está bueno que la gente esté en la calle, que utilice el espacio público”, concluyó Turrín.