Recomendaciones para evitar golpes de calor y cómo proteger a las mascotas

Frente al pronóstico de altas temperaturas para este fin de semana, la Municipalidad de Rosario reiteró recomendaciones para evitar golpes de calor. Si bien este tipo de clima afecta a personas de cualquier edad, es importante priorizar la hidratación y la nutrición de las infancias y adultos y adultas mayores. Los síntomas de un golpe de calor son: dolor de cabeza palpitante, náuseas, temperatura corporal elevada, confusión, pérdida de conciencia, respiración y pulso rápido y fuerte, piel enrojecida, caliente y seca.

Ante cualquiera de estos síntomas es importante consultar al médico, trasladar a la persona afectada a un lugar fresco y ventilado, ofrecerle agua, quitarle la ropa y mojar con agua fría todo el cuerpo. No se deben administrar medicamentos antifebriles, ni tampoco friccionar la piel con alcohol.

Recomendaciones para niños y niñas:

  • Ofrecerles agua o jugos naturales en forma frecuente sin esperar a que los pidan.
  • Ofrecer el pecho más seguido a los lactantes.
  • No dar líquidos o comidas calientes o pesadas.
  • Bañarlos o mojarles el cuerpo con frecuencia.
  • Proponer actividades tranquilas y evitar juegos intensos.
  • Evitar que transiten y jueguen expuestos al sol, menos aún en horario del mediodía o a la tarde temprano.
  • Si deben transitar bajo el sol, ponerles sombreros y usar protectores solares (según indique el pediatra).
  • Vestirlos con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros.
  • Nunca dejar a los niños dentro de un vehículo estacionado y cerrado.

Recomendaciones para adolescentes y adultos:

  • No consumir bebidas con alcohol ya que aumentan la temperatura corporal y las pérdidas de líquido.
  • Aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada.
  • Evitar esfuerzos físicos o actividades deportivas exigentes.
  • Sentarse y descansar cuando se sientan mareos o fatiga.
  • Evitar comidas abundantes, ingerir verduras y frutas.

Para adultos y adultas mayores, también se recomienda que descansen en lugares frescos y ventilados, desabrigarlos y ofrecerles líquidos aunque no manifiesten sed.

En caso de una emergencia, se recomienda llamar al 107.


Cuidado de mascotas


El verano es una gran época para disfrutar del sol, el calor y refrescarse en piletas y playas. Pero, al igual que nosotros, los perros pueden sufrir con las altas temperaturas. DogHero, la app que conecta a dueños de perros con anfitriones que se ocupan de hospedarlos en sus casas, brinda algunas recomendaciones sobre cómo cuidar a los perros del sol y que puedan disfrutar y divertirse.

¿Cómo identificar que el perrito está incómodo con el calor?

Los perros no transpiran como los seres humanos, pero controlan el cambio de calor del cuerpo y mantienen la temperatura ideal por medio de la respiración. Por eso, el acto de respirar rápido con la lengua hacia fuera indica no sólo que el perrito jugó mucho o está cansado, sino también que puede estar con calor. Pasar mucho tiempo jadeando con la lengua hacia fuera es la primera señal de que el calor puede estar molestándolo. Otras señales son: acostarse en lugares con piso frío con las patas traseras estiradas, beber mucha agua, quedarse más quieto que lo habitual y buscar siempre lugares cubiertos.

¿Qué perros son más sensibles a las altas temperaturas?

Perros muy peludos y de regiones donde el invierno es muy riguroso como el Siberian Husky , San Bernardo, Bernés y Chow chow tienden a sentir más calor que los perros de pelaje corto como los mestizos, pinscHer y Dachshund, más conocido como perro salchicha. Los cachorros braquicefálicos, con el hocico plano también se sienten afectados por el calor: Pugs, Bulldog, Boxer, Shih tzu, etc. Por la anatomía, esas razas poseen mayor dificultad para respirar y también para intercambiar calor con el ambiente Además de conocer mejor los hábitos, la rutina, la personalidad, las características de cada raza y observar su comportamiento en días calientes, es importante saber lo que puede y lo que no puede hacer para ayudar al perrito a disfrutar del verano.

Recomendaciones para protegerlos

Agua fresca a disposición de la mascota. Durante el verano, los perros beben mucha más agua, pero se calienta en poco tiempo. Por eso, se recomienda abastecer constantemente el tarrito de agua del perro con agua fresca y, si es posible, dejar disponibles más bebederos esparcidos por el lugar. En días muy cálidos, vale hasta colocar hielo dentro del plato para mantener la temperatura del agua agradable por más tiempo.

Alimentación en los horarios más amenos. Por el calor excesivo puede ser que el perrito no sienta ganas de comer en los horarios habituales. Por eso, ofrecer la comida en los horarios en que la temperatura está más amena es una buena opción, preferentemente por la mañana o al anochecer. Si está acostumbrado a consumir alimentos naturales o raciones húmedas, se aconseja seguir el mismo procedimiento, ya que por el calor se pueden estropear si se quedan mucho tiempo expuestas y perjudicar la salud del perro.

Paseo en horarios diferenciados. Muchos cachorros adoran y necesitan pasear, y es importante mantener esa rutina incluso en el verano. Para ello, hay que llevarlos a dar una vuelta en los horarios cuando la temperatura no es tan alta y la incidencia del sol es menor. Preferiblemente, antes de las 10 de la mañana y después de las 17. Así se evita que se queden muy cansados, jadeantes y se quemen las patas.

Algunas formas de hacer el paseo más agradable para el perrito:

  • Probar la temperatura del suelo antes con su pie descalzo o la palma de su mano. Si el humano no aguanta el contacto por más de diez segundos, es probable que su perro tampoco. En ese caso no hay que salir con la mascota y elegir otro horario para el paseo.
  • No olvidar llevar agua fresca, ya que puede que el perro tenga sed durante el paseo.
  • Pasear en lugares con césped. El pasto es mucho más fresco que el asfalto y no causará posibles quemaduras en las patas.