Quejas por el bajo número de controles de alcoholemia

Los controles de alcoholemia fueron bajando en el último tiempo en la ciudad y el edil Diego Giuliano realizó una enérgica crítica contra la Municipalidad, a la que le exigió que brinde explicaciones acerca del abandono de ese tipo de operativos.

“Rosario es la ciudad de los pobres controles. Mientras en otras ciudades se dispone tolerancia cero con el alcohol, Rosario dejó de hacer controles de alcoholemia desde el comienzo del verano”, afirmó el concejal.

“Algo tan simple como un alcoholímetro, no fue validado por el Municipio y en vez de hacer el trámite de calibración, dejaron de hacer los controles. Así de simple. Pasamos Navidad, fin de año y la parte más importante del verano sin ninguna prevención en esta materia. En una ciudad donde uno de cada cuatro choques son generados o están vinculados al abuso del alcohol, la ausencia de controles es desidia y es desprecio por la vida”, lamentó Giuliano.

El actual concejal de Unión PRO Federal señaló que “dejar vencer los alcoholímetros es una muestra de indiferencia” por parte de la Intendencia. “Se anuncian fuertes y amplios operativos de control en la ciudad, sin embargo, sin alcoholímetros no hay controles ni posibilidad de prevenir ni de sancionar a quienes conducen con más de 0,5 grados de alcohol en sangre”, deslizó.