Pullaro: “La Policía que yo conduzco tiene armas y las van a usar”

Tras una formación de dos años, el próximo miércoles, más de 600 jóvenes dejarán de ser cadetes y pasarán a formar parte de la Policía de Santa Fe. A una semana de la graduación, Maximiliano Pullaro visitó las instalaciones del Instituto de Seguridad Pública de la Provincia de Santa Fe (Isep).

Allí recorrió las instalaciones y dialogo con los jóvenes, futuros policías, quienes en pocos días tendrán la responsabilidad de brindar seguridad en el territorio provincial.

  • Al respecto, el ministro de Seguridad provincial remarcó: “Tomamos la decisión, por un pedido del gobernador Miguel Lifschitz, de dar una formación intensa y una capacitación constante a nuestra Policía con un umbral muy alto, y por primera vez estos cadetes tienen una formación de dos años”.
  • “El año pasado no salió ningún policía a la calle porque entendimos que no podíamos seguir formándolos tres o cuatro meses o un año y sacarlos a la calle”, admitió el funcionario.

En pocos días, alrededor de 650 jóvenes recibirán su diploma de graduación y pasarán a formar parte de la fuerza policial de la provincia de Santa Fe. Estos nuevos cadetes prestarán sus servicios en diferentes reparticiones, como la Policía de Investigaciones, Policía Vial, Policía de Acción Táctica, entre otras.

Más de 200 se incorporarán a fuerzas de la ciudad: algunos irán a la Unidad Regional, muchos a la Policía de Investigaciones y un número importante a la Policía de Acción Táctica. Es decir, casi la mitad trabajarán en Rosario, según detalló Pullaro. 

“La Policía que yo conduzco tiene armas y las van a usar”, advirtió el funcionario a la prensa, mientras recorría el Instituto de Seguridad Pública (Isep). Le habían preguntado por el caso del vecino de zona oeste que denunció violencia policial. Añadió que los agentes actuaron “correctamente” porque hubo resistencia a la autoridad. “Se termina cuestionando a las fuerzas de seguridad sin entender en qué contexto actúan”, agregó.