Pullaro adelantó que las pistolas taser podrían usarse en Santa Fe

El ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, se mostró a favor del uso de pistolas taser por parte de las fuerzas de seguridad y no descartó que Santa Fe puede sumar esa herramienta represiva implementada por la cartera nacional que dirige Patricia Bullrich. Para Pullaro, el uso de esas pistolas con descargas eléctricas implica una herramienta intermedia en el “uso progresivo de la fuerza que es fundamental”.

“Es muy importante porque también se termina cuidando la vida”, agregó el ministro del Frente Progresista que en este caso coincidió con su par nacional. La ministra Bullrich consideró que el empleo de Taser va a “mejorar las condiciones para la vida de la gente”, ya que “utilizar un arma no letal siempre es mejor que utilizar una letal”.

Pullaro dijo que la provincia analiza seguir el mismo camino que las fuerzas federales -en un principio se usarán en aeropuertos y estaciones de trenes- y que estuvieron reunidos con eventuales proveedores.

Los mensajes de Whatsapp “no desmienten nada”

Menos sintonía hubo entre Pullaro y Bullrich en el tema de los celulares que le encontraron a Guille Cantero en la cárcel federal de Ezeiza. La ministra aseguró que habían dejado usar esos dispositivos al líder de Los Monos para seguir la pista. El santafesino dijo desconocer esa estrategia y que le parecía grave e irregular. Nación respondió que Pullaro mentía y difundió un intercambio de mensajes de Whatsapp en los que, en rigor, no hay ninguna mención a los celulares de Cantero.

“Yo no quiero entrar en polémica y ratifico lo que dije en su momento”, agregó el dirigente radical y recordó que ellos se enteraron que Guille tenía celulares en su celda recién en la audiencia imputativa posterior a los allanamientos de hace 15 días.

Para Pullaro, los mensajes privados que Bullrich hizo públicos “son correctos, de un ministro preocupado sobre por qué (esos delincuentes) no estaban detenido en un lugar de alto perfil (de mayor seguridad)” y “no desmienten nada” (porque no se le comunica la estrategia de dejarle usar celulares).