Primer encuentro del Consejo Federal Hidrovía en Rosario y protesta afuera en repudio a la ampliación


El gobernador Omar Perotti participó del primer encuentro del Consejo Federal Hidrovía (CFH), que se llevó desarrolló este lunes en la sede de la Gobernación en la ciudad de Rosario. De esta manera, se constituyó un espacio de coordinación política y estratégica para la administración de la Hidrovía Paraguay-Paraná. Afuera, organizaciones ambientalistas repudiaron la ampliación de la hidrovía. “No es una hidrovía, es un río. Es nuestro río: es el agua que tomamos, es el territorio donde habitan miles de familias a lo largo de la cuenca”, criticaron.

El encuentro contó con la participación de los titulares de los ministerios nacionales de Transporte, Mario Meoni; de Interior, Wado de Pedro; y de Defensa, Agustín Rossi; como así también de los gobernadores de las provincias de Buenos Aires, Axel Kicillof; Corrientes, Gustavo Valdés; Chaco, Jorge Capitanich; Entre Ríos, Gustavo Bordet; Formosa, Gildo Insfrán; y Misiones, Oscar Herrera Ahuad, entre otros funcionarios y autoridades políticas nacionales y provinciales.

Durante su exposición, Perotti afirmó que “es un momento central para iniciar esta discusión. Creemos que nuestra Marina Mercante es una posibilidad real y concreta de aprovechamiento de negocios que existen. Por eso –agregó-, creo en la oportunidad de este Consejo Federal que el presidente de la Nación (Alberto Fernández) impulsa. Es bueno que aparezcan más miradas, más aportes y que aparezca la voluntad de ver que aquí tenemos una posibilidad para todos los argentinos. Tenemos aquí una alternativa válida para seguir creciendo”.

Y sumó: “Al interior de la Argentina, la centralización nos costó demasiado tiempo de desarrollo, nos frustró muchas posibilidades e inversiones. Aquí tenemos que ser la contracara, descentralizando y potenciando a cada una de nuestras provincias y a cada uno de nuestros recursos portuarios fluviales. Además, tenemos que tener una discusión sobre cuáles son los aportes para este tipo de transporte y para este desarrollo en nuestras provincias”.

“El río nos une en esta puesta a cómo mejoramos la logística, cada uno trayendo sus intereses. El Presidente ha abierto un proceso de participación de las provincias, un proceso federal y de descentralización”, finalizó el gobernador.

Por su parte, el Ministro Mario Meoni afirmó: “Estamos aquí convocados por lo que el Presidente nos ha pedido desde el primer momento, que era la decisión de que la Hidrovía Paraná-Paraguay fuera una hidrovía federal, que realmente nos permitiera pensar que el desarrollo de nuestro país es un desarrollo integral, y que la concesión actual, que vence dentro de muy poco, cumplió con su cometido y es un ciclo que culmina y tenemos que pensar hacia adelante, de qué manera se mejora sobre lo que se ha construido para saber qué cosas son las que debemos sostener o rectificar”.

Y agregó: “Tenemos que pensar en el futuro, no solamente en la producción integral de nuestro país, sino también de las embarcaciones. Claramente, esta autopista que es la hidrovía del río Paraná tiene que estar preparada para recibir a los que van a ser sus vehículos, a los que la van a transitar de aquí en más, porque año tras año van creciendo en volumen, en capacidad de carga, y por lo tanto el río se debe ir adecuando en sus anchos y profundidades para que pueda seguir prestando el servicio a esas embarcaciones que cada día son más importantes por los costos logísticos”.

Dicho Consejo -creado en diciembre del año pasado por el Gobierno Nacional- brindará asesoramiento permanente en todo lo relativo a la concesión de la obra pública de la vía navegable troncal de la Hidrovía. Es una opción de transporte relevante de la producción agrícola, tanto de graneles sólidos como líquidos, siendo la vía de salida de aproximadamente el 80% de la exportación nacional.

Cabe consignar que se trata de una de las vías navegables naturales de mayor longitud del planeta: 3.442 kilómetros (desde Puerto Cáceres, en Brasil, hasta Nueva Palmira, Uruguay). En tanto que el frente fluvial de la provincia de Santa Fe alcanza los 849 kilómetros, lo que representa un tercio de la extensión total de la hidrovía Paraná–Paraguay.



Manifestación afuera


“Hay un proyecto que busca ampliar el tránsito de mercancías por el río, para lo cual justifican que resulta necesario profundizar y extender el dragado además rectificar algunos tramos de la cuenca, para permitir el ingreso de buques de mayor porte con la consecuente erosión costera, afectación del desarrollo de la fauna ictícola del río y la flora asociada, además del impacto en las miles de familias que viven en toda la costa y que hacen diversos usos del río”, afirmaron desde la Multisectorial Humedales.

“La cuenca del río Paraná es única en el mundo, es un privilegio geográfico. Lo que aquí pretenden llamar “hidrovía” es parte de un inmenso sistema hídrico denominado “Cuenca del Plata” que constituye una de las reservas hídricas más importantes de este planeta, tanto por el caudal de sus ríos como por su diversidad biológica”, añadieron.

“En este proyecto se está suponiendo que la cuenca que forma parte del Humedal es una ruta, una autopista con peajes para el traslado de mercancías. Nosotres venimos a recordarnos que si pensamos el río meramente como una ruta nos estamos perdiendo gran parte del panorama. Somos parte del mismo ecosistema. Si dañamos el Humedal, que es un gran regulador ambiental y social, fuente de vida, trabajo y bienestar, es evidente que toda la sociedad se verá perjudicada. El daño hecho con los incendios ya está impactando en nuestra salud. Lamentablemente lo sabemos bien”, agregaron.

“Por esto decimos: no es una hidrovía, es un río. Es nuestro río: es el agua que tomamos, es el territorio donde habitan miles de familias a lo largo de la cuenca”, expresaron en el comunicado que sirvió como convocatoria para reclamar en las afueras de Gobernación con la premisa “No a la expansión y profundización del dragado del Paraná”.



+redes