Presentaron 80 nuevos contenedores naranjas y destacan que uno de cada tres rosarinos separa sus residuos

En función de la gran respuesta de lxs rosarinxs con la separación de los residuos, la Municipalidad profundiza su compromiso y avanza con la instalación de más contenedores naranja. Por este motivo, este martes en el Parque Yrigoyen, la intendenta Mónica Fein, junto con la secretaria de Ambiente y Espacio Público, Marina Borgatello, presentaron ochenta nuevos contenedores para depositar materiales reciclables. Con este nuevo servicio, se busca facilitar la separación de residuos entre lxs vecinxs de la zona y profundizar hábitos sustentables.

“La separación de residuos es un proceso de compromiso ciudadano, no hay otra forma, por eso lo importante del boca a boca, del casa por casa, para comentarle al vecino y a la vecina que si separa los residuos nos ayuda a todos, nos ayuda a mantener más limpia la ciudad pero también nos ayuda a recuperar, a dejar de enterrar cosas que no debemos enterrar, y esa recuperación genera valor, cuida el ambiente y son recursos que generan oportunidades de trabajo”, expresó Fein.

“Hemos tenido una continuidad en la integración de los barrios para la separación, y seguimos trabajando con este tipo de recursos, como en este caso los contenedores, con una inversión de 7 millones de pesos, una inversión muy importante del municipio. Estamos convencidos que es un recurso fundamental para tomar importancia de la separación de residuos”, agregó.

Por ese motivo, la Municipalidad amplía las posibilidades de separación, teniendo en cuenta que en 2018 se incrementó un 40% la cantidad de materiales reciclables recolectados en forma separada respecto de 2017. La modalidad de separación que más aumentó fue precisamente el uso de los contenedores naranja en calles, recolectando en 2018 un 73% más que el año anterior.

Por su parte, la secretaria de Ambiente y Espacio Público, Marina Borgatello, expresó: “Venimos haciendo inversiones muy importantes, en camiones, en contenedores, en el cambio integral de todo el equipamiento de la ciudad. Pero también, como en esta ciudad entendemos que los residuos son recursos, apuntamos a generar más y mejores oportunidades para separar. Y es por eso que hoy estamos presentando estos nuevos contenedores naranjas, que estarán dispuestos en distintos barrios de la ciudad”.

Entre los contenedores naranja en calles y los ubicados en instituciones, son más de 1200 en toda la ciudad, y desde hoy se suman ochenta más al circuito callejero.

Desde la Secretaría de Ambiente y Espacio Público recuerdan que en estos contenedores se depositan materiales reciclables como cartón, papeles, plástico, metales, telgopor y vidrio, que estén limpios y secos. Los materiales reciclables que se depositan en los contenedores naranja son recolectados por recuperadores urbanos que se encargan de clasificarlos, es así que la correcta separación de residuos es una manera más de colaborar con el ambiente y con cooperativas sociales.

“Estamos muy contentos porque el 2018 ha reflejado números muy alentadores, con respecto a la separación de residuos. Uno de cada tres rosarinos separa, y eso es un indicador buenísimo para ciudades de América Latina, es decir, que los rosarinos y las rosarinas están muy comprometidos con la separación de residuos. Es por eso que también seguimos invirtiendo en cuestiones relacionadas a la infraestructura, estamos construyendo una planta de materiales reciclables para tratar todo este material que tiene una capacidad de diez toneladas por hora, y que además en un contexto de dificultades, va a estar generando oportunidades de trabajo para más de cuarenta personas, que son recuperadores informales”, mencionó Borgatello.

Estuvieron presentes, la subsecretaria de Ambiente, María Cecilia Álvarez; el director General de Higiene Urbana, Luciano Marelli; el director general del Distrito Sur Rosa Ziperovich, Marcelo Gamboni; representantes de empresas y del Servicio Urbano de Mantenimiento Ambiental Rosario (Sumar), entre otros.

Para celebrar con los vecinos la llegada de este nuevo servicio, más ágil y que aporta más beneficios al orden y la limpieza del barrio, este martes en el parque Yrigoyen (Alem entre Virasoro y Rueda), se realizó la Kermesse del Ambiente, una propuesta lúdica y educativa dirigida a toda la familia.

Barrios verdes

Otra de las estrategias diseñadas para aprovechar al máximo los residuos y evitar que se entierren es la de los Barrios verdes. Se trata de un proceso que inició en enero de 2017 y que comenzando el 2019 cuenta con once barrios de la ciudad (Aldea, Hostal del Sol Oeste, San Eduardo, Fisherton R, Fisherton Residencial, Parquefield, Lomas de Alberdi, Hostal del Sol Este, Parque Habitacional Ibarlucea, Barrio Tango, Barrio Belgrano), donde sus vecinos separan los residuos en tres partes (orgánicos, reciclables y restos).

Actualmente hay en total, 7566 hogares que forman parte del programa. Para estos vecinos el proceso de adquirir el nuevo hábito de separación en tres partes, tomó un tiempo pero ya es una práctica que consideran necesaria y de gran importancia. En 2018 se recolectaron 991 toneladas de residuos orgánicos, 183 toneladas de materiales reciclables y 817 toneladas de restos (apósitos, envoltorios, pañales, entre otros).

“Es muy importante que todos los vecinos puedan reflexionar sobre el impacto que tiene en el ambiente sus consumos. Separar los residuos es una de las medidas que se puede tomar para empezar a entender la cantidad de residuos que se generan. Y es una responsabilidad de la Municipalidad ofrecer diferentes tipos de servicios de recolección para facilitar esa práctica”, sostuvo la subsecretaria de Ambiente Cecilia Álvarez

La educación como herramienta fundamental

Para profundizar las buenas prácticas en relación a la reducción de los residuos, desde las áreas de Educación Ambiental, se llevan adelante diferente cursos y capacitaciones no formales que estimulan las acciones de compromiso ambiental. Talleres de jardinería, producción de compost en el hogar o uso eficiente de la energía son algunas de las temáticas que con más frecuencia se desarrollan en modalidades presenciales u online.