Por el “deterioro en su estado de salud”, conceden prisión domiciliaria al ex fiscal Patricio Serjal


Por el “deterioro en su estado de salud”, dictaron la prisión domiciliaria para el ex jefe de los fiscales de Rosario, Patricio Serjal. La medida se da en el marco de la causa en la que se investiga un sistema de protección sobre el juego clandestino en la provincia de Santa Fe y la dispuso el juez de primera instancia, Carlos Leiva. La decisión del magistrado se basa en el informe de los médicos forenses y psiquiatras del servicio penitenciario que alertaron por el deterioro en su estado de salud.

Serjal se encuentra imputado y permanece detenido desde agosto del 2020 por los delitos incumplimiento de los deberes de funcionario público y transmisión de datos reservados, falsedad ideológica de documento público agravado y omisión de persecución, entre otros.

Al vencer el plazo de su prisión preventiva, este jueves se realizó una nueva audiencia en la que Fiscalía solicitó la prórroga de la prisión preventiva efectiva.

Por su parte, la defensa del mismo solicitó la domiciliaria basándose en informe de junta médica forense en el que se hace referencia al deterioro en la salud del imputado.

Tras escuchar a los médicos, el juez decidió prorrogar la preventiva hasta el 17 de abril, pero accedió a que sea domiciliaria siempre y cuando Serjal cumpla con algunos requisitos. Entre ellos está el de colocarse una tobillera electrónica para control y la constatación de que en el domicilio propuesto se pueda realizar el tratamiento médico correspondiente. 

Según trascendió, el ex fiscal detenido bajó unos 18 kilos estando en prisión tras su detención del 11 de agosto pasado. La reunión de los actuales fiscales quedó documentada en el libro de ingreso y egreso del penal y en un mail enviado al día siguiente por los fiscales a la sede regional del Ministerio Público de la Acusación (MPA). En ese correo informaron que “el motivo de dicha reunión fue tratar cuestiones de salud vinculadas con el Dr. Serjal”, quien planteó sufrir problemas alimentarios, insomnio y crisis de pánico. Por esto, ante un pedido de la defensa los fiscales solicitaron la conformación de una junta médica psiquiátrica para que evalúe el estado de salud del imputado a nivel clínico y psicológico.

Serjal está imputado como organizador de una asociación ilícita que protegía el juego ilegal en la provincia y que contaba no sólo con el paraguas judicial sino también de ciertos estamentos políticos de la provincia y de la policía santafesina. Fue reimputado en una audiencia del 23 de diciembre donde se determinó la continuidad de su detención preventiva por el plazo legal de dos años, aunque la defensa pretende que la detención se cumpla bajo la modalidad domiciliaria.

El objeto de la organización fue “usufructuar el dinero ilícito proveniente de la recaudación generada por una red de casas de juegos de azar ilegal y apuestas electrónicas sin contar con la autorización de la autoridad competente. Para ello, con sus diversos aportes y roles, “organizaron, explotaron y administraron juegos de azar ilegal, ofrecieron y aceptaron dádivas a funcionarios públicos que omitieron hacer actos propios de su funciones, omitieron perseguir los delitos estando obligados a hacerlo y brindaron información reservada para hacer fracasar cursos investigativos”.