Piden prorrogar los congelamientos de tarifas de EPE y Assa dispuestos por Lifschitz

La diputada del Frente Progresista Clara García solicitó al Poder Ejecutivo que prorrogue el congelamiento de tarifas de servicios públicos dispuesto por la gestión del ex gobernador Miguel Lifschitz, manteniendo sin incrementos el cuadro tarifario de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) y los de Aguas Santafesinas (Assa). Asimismo, se pide la continuidad a las bonificaciones y beneficios vigentes por ambas prestadoras.

“Entendemos que esta política de congelamiento de tarifas no debe interrumpirse, ya que claramente dio alivio a las economías familiares y permitió a muchas empresas santafesinas oxigenar sus finanzas y proyectar su continuidad y crecimiento, aún en un escenario nacional de recesión e incertidumbre”, aseguró García.

La legisladora señaló que “los servicios públicos de provisión de agua y saneamiento y de energía eléctrica constituyen prestaciones esenciales, tanto para su uso residencial como productivo, y que sus costos influyen fuertemente en las economías familiares y productivas”.

También detalló que en “los últimos años nuestro país se vio inmerso en un proceso caracterizado por la abrupta eliminación de subsidios nacionales a las tarifas, una fortísima depreciación de la moneda con incidencia en los costos de los insumos importados y una escalada inflacionaria de los precios locales con escasos precedentes”.

García enumeró que las empresas públicas de la provincia de Santa Fe tuvieron una clara orientación estratégica de no trasladar estos aumentos de manera completa sino sólo en su mínima expresión; crear y fortalecer programas especiales para distintos tipos de beneficiarios, y desarrollar un ambicioso plan de obras para prestar más y mejores servicios a cientos de miles de usuarios.

A modo de ejemplo, dijo: “Citamos beneficios y bonificaciones especiales que se encuentran vigentes, y a los que solicitamos se dé continuidad, como la tarifa social de la EPE, tarifas a clubes de barrio, a personas jubiladas, pacientes electrodependientes, y clientes comerciales e industriales”.

A ese listado de beneficios también debe sumarse, el Plan Luz segura, las opciones de pago desdoblado para facturas bimestrales, convenios de pago a tasa cero y 99 cuotas para usuarios con Tarifa social, y convenios de pago a tasa subsidiada y hasta 36 cuotas para demás usuarios

En lo que refiere a Assa, la empresa también ofrecía tarifa en casos sociales, otra especial para instituciones sin fines de lucro, descuentos tarifarios a personas jubiladas, a clubes deportivos que cumplen función social. Y se suma el Programa Agua Segura, planes de pago para deudores con facilidades hasta 24 meses, y descuentos por adhesión a débito automático.

“El panorama macroeconómico descripto anteriormente, se caracterizó también por un estancamiento productivo sostenido, que se transformó en recesión y pérdida de fuentes de trabajo. En especial el año 2019 mostró el deterioro de muchas empresas, muchas de ellas pequeñas y medianas, y una crisis de empleo que afectó con más crudeza a los sectores más vulnerables”, precisó la legisladora del Frente Progresista.

“Ante esta situación, aún con incrementos en costos de insumos locales e importados y habiendo la Nación aplicado aumentos mayoristas de la energía eléctrica del 6 por ciento, acumulativos entre mayo y agosto, el ex gobernador Lifschitz tomó la decisión política de congelar las tarifas. Para los servicios eléctricos, el último incremento tarifario de la EPE se produjo el 1 de marzo de 2019, y para la provisión de agua y saneamiento fue el primer bimestre 2019, aun cuando se encontraba autorizado otro aumento para equilibrar costos en el segundo semestre”, recordó García.