Perotti asumió como gobernador de Santa Fe con la visita de Fernández

Omar Perotti juró y asumió como gobernador de la provincia de Santa Fe. El presidente Alberto Fernández visitó la capital santafesina para presenciar la asunción del mandatario peronista, que lo había acompañado este martes. El flamante gobernador cuestionó duramente en su discurso de asunción a la administración económica de la gestión de Miguel Lifschitz, al tiempo que aseguró que gobernará para «todos los santafesinos».

«A las crisis no se las llora, a las crisis se las enfrenta y se las derrota», expresó en su discurso, lo cual generó una catarata de aplausos.

En ese sentido, aseguró que «el resultado fiscal de la provincia se deterioró un 316 por ciento» entre 2018 y 2019, y manifestó que «en ninguna provincia argentina» hubo «un deterioro de semejante magnitud». «Voy a gobernar para todos los santafesinos y santafesinas porque ya es hora de dar vuelta la página y comenzar a producir», aseguró.

El flamante presidente de la Nación, Alberto Fernández, llegó en un viaje relámpago para la asunción de Perotti. Se ubicó entre Rodenas y Perotti en el estrado de la Legislatura, mientras Rodenas juraba y prometía «equidad, igualdad y diversidad» y Perotti hacía el juramento «por Dios, la Patria, el pueblo de Santa Fe y mi honor».

La vicegobernadora le pidió al «presidente de la unidad de todos los argentinos» que dedicara una palabras a la Legislatura. «Estoy feliz de protagonizar otro día lindo de la democracia», sostuvo Alberto Fernández, además de referirse directamente al mandatario saliente, Miguel Lifschitz, y a su sucesor: «Un gobernador socialista a quien quiero y respeto mucho, entrega el mando a un querido y entrañable amigo».

Vaticinó que el gobernador, con «dedicación y honestidad, va a poner todo para que Santa Fe esté mejor», y manifestó: «Desde la Nación vamos a ayudarlo en todo lo que podamos, porque eso es ayudar a todos los santafesinos».

También manifestó su deseo de que «la hidrovía sea gobernada por las provincias que tienen y usan la hidrovía».

Luego de un nuevo cuarto intermedio para despedir al presidente, el acto regresó a sus carriles protocolares habituales y Perotti pronunció su primer discurso como gobernador.

«Me costó llegar, fue una larga lucha», admitió, y resaltó que «a veces se gana y a veces se aprende. El pueblo de Santa Fe me enseñó a esperar y a seguir aprendiendo». Y remarcó: «Yo no abandono nunca y sé que los santafesinos tampoco».

Perotti destacó: «Cada etapa tiene su tarea y la nuestra es poner de pie a Santa Fe». Destacó la «crisis económica y social» que golpea tanto al país como a la provincia, y dijo que «los problemas en Santa Fe son reales, son graves y son muchos».

«No será inmediato pero tienen que tener en claro todos los santafesinos que los vamos a resolver», manifestó.

Tras destacar los «niveles de pobreza que avergüenzan en el país y en la provincia», el mandatario aseguró que en la comparación del período enero/octubre de 2018 y 2019 «el resultado fiscal de la provincia se deterioró un 316%».

Aseveró que «no se observó un deterioro de semejante magnitud en ninguna provincia argentina» y destacó además los numerosos «gastos realizados y no pagados». Pero destacó: «No vamos a utilizar el tema de la pesada herencia, como suele decirse», y manifestó que «a las crisis no se las llora, a las crisis se las enfrenta y se las derrota».