Pascuas de chocolate: emprendedores sociales venden productos de Semana Santa

Este jueves 40 emprendedores sociales comenzarán la venta de sus tradicionales huevos de chocolate y roscas rellenas en los distintos espacios de comercialización de productos de la Economía Social. Uno de los espacios comercialización será el stand de Pascuas que el Mercado de Aromas y Sabores de Economía Social dispondrá en la planta baja del centro comercial Palace Garden (Córdoba 1358), en el horario de 10 a 20.

Hasta el domingo 21 de abril inclusive, los interesados también podrán adquirir estos productos en las ferias habituales de la Economía Social y el BioMercado que funciona en el Mercado del Patio (Caferatta 729), de 9 a 21. 

Este año se utilizaron alrededor de 1000 kilos de chocolate para la elaboración de los huevos y formas de chocolate cuyos precios van desde los $8 a los $2500, dependiendo del peso de los mismos. En esta oportunidad, se suma una propuesta de chocolates veganos realizados con 100% de cacao puro. Todos los huevos de Pascua están rellenos de bombones caseros y/o frutos secos provenientes de las economías regionales.

Como parte de la oferta gastronómica para esta festividad también se podrán adquirir roscas rellenas con dulce de leche, dulce de membrillo o de batata, a un precio de $200. Todos estos productos son elaborados sin conservantes, con ingredientes frescos, y poseen el control de calidad y seguridad alimentaria certificada por el Instituto del Alimento local.

Son 40 los emprendedores reposteros y chocolateros que participan de los programas de la Secretaría de Economía Social. Todos se capacitaron para producir y administrar sus emprendimientos a través del programa Rosario Emprende que la Municipalidad de Rosario lleva adelante con el objetivo de contribuir a la generación de espacios productivos para la inclusión socio-laboral.

Un poco de historia

Se piensa que el origen de comer huevos en Pascuas se remonta al inicio de la civilización en el hemisferio norte, cuando al finalizar el invierno y con pocas provisiones llegaban las aves y empezaban a poner huevos; en la cuaresma cristiana, al no poder consumir huevos, éstos se decoraban y pintaban y se ofrecían como regalo.

En países cristianos, la costumbre se preservó con huevos y conejos de chocolate, asociados, de acuerdo a diversas interpretaciones, con la fecundidad, la renovación y la vida. Sin duda, los huevos de pascuas son el símbolo de la Semana Santa, una delicia esperada por grandes y chicos.