Paro de docentes universitarios por 48 horas en reclamo de un aumento salarial


Los docentes de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) realizarán un paro por 48 horas este martes y miércoles que no solo afectará a las 12 facultades sino a las tres escuelas preuniversitarias incluidas el Politécnico y el Superior de Comercio. La decisión se tomó en coordinación con Conadu Histórica para exigir “la inmediata apertura de la mesa de negociación salarial” con el fin de lograr una suba salarial.

De una votación en la que participaron más de mil profesores y profesoras universitarias, más del 88 por ciento manifestó su voluntad de realizar un paro de 48 horas como medida de fuerza “ante la dilación del gobierno nacional para convocar la mesa de negociación salarial”.

El gremio que nuclea a los docentes universitarios (Coad) denunció la pérdida del poder adquisitivo y el vencimiento del acta acuerdo el 31 de marzo, como base para exigir que haya paritarias. Y dentro de las votaciones, los docentes, en un 93 por ciento, expresaron su apoyo con la estrategia de profundizar el plan de lucha en coordinación nacional si el gobierno nacional posterga la convocatoria a una mesa salarial.

“Exigimos un aumento que permita recuperar lo perdido durante 2020 y llevar nuestros sueldos al nivel de la Canasta Básica Total para que ningún compañero docente de jornada laboral completa quede por debajo de la línea de la pobreza”, plantea con claridad el comunicado de Coad.

La medida nuevamente reedita el conflicto entre un sector de padres y madres, y en particular las escuelas preuniversitarias que dependen de la UNR como la Agrotécnica de Casilda, el Superior de Comercio y el Politécnico. La tensión se produce, ahora en clave de pandemia y en relación a los protocolos que se aplican luego de haberse consensuado entre el gremio de los universitarios y las autoridades académicas.

El gremio buscará escapar de la lógica de suba salarial por porcentajes o de indicadores de inflación sino que buscan otros parámetros como la canasta básica total que mide el Indec.

En el pliego de reivindicaciones el gremio plantea un salario básico para el cargo testigo (auxiliar de primera con dedicación exclusiva) igual a la canasta básica total. Se estima en 61.000 pesos para marzo. Según se informó el básico para ese cargo es de 47.153 pesos; lo que implicaría un aumento de un 30 por ciento, con revisión trimestral atada al valor de dicha canasta y no al de la inflación.