Para sacar la licencia de conducir en Rosario habrá que hacer un curso de perspectiva de género


Ahora para renovar las licencias de conducir, además de saber estar al volante, habrá que tener nociones básicas de perspectiva de género. Esta instancia permitirá transmitir información profesional y adecuada en materia de violencia de género, y derechos de mujeres, niñas, adolescentes y el colectivo LGBTIQ a quienes concurran a realizar el trámite. Un paso que será obligatorio a partir de su aprobación en el Concejo Municipal, y que busca sobre todo mejorar la convivencia y el trato en la ciudad.

El proyecto presentado por la concejala del Frente de Todos Norma López a fines de 2019 apunta a mejorar las normas de convivencia urbana. El debate fue intenso y aún aún con los votos en contra de los concejales de Cambiemos, Roy López Molina, Agapito Blanco y Marcelo Megna, la norma fue aprobada.

“Lo que planteamos es incorporar la realización de un curso de formación y capacitación en materia de violencia de género, diversidad y derechos de las mujeres, niñas y adolescentes al momento de sacar el carné de conducir, de manera tal que podamos educar a conductores para su posterior desempeño en la calle”, remarcó la autora de la iniciativa.

La medida apunta a mejorar la convivencia en la ciudad y en tránsito, una medida en la que ya se avanzó con quienes están al frente de los servicios públicos de la ciudad, e incluso desde enero de este año el municipio comenzó a exigir a los conductores de servicios públicos que acrediten que no tienen condenas ni causas por agresión a mujeres.

La concejala remarcó que el momento de la tramitación de la licencia de conducir, a partir de los 18 años, es uno de los pocos espacios que “tiene el Estado para dialogar con una gran cantidad de mujeres y varones”, y lo consideró “una oportunidad” y una buena ocasión, tanto para el Estado como para la ciudadanía, para acceder a conocimientos no solamente de lo que es la perspectiva de género”.

Sin embargo, López, señaló que se apunta a trabajar no sólo sobre los derechos de las mujeres, sino “con sobre lo que significa el acceso a derechos, y por eso, la capacitación se plantea desde la perspectiva de los derechos humanos”.

El único antecedente en la ciudad es del 2013, cuando la Escuela de Formación Profesional de Conductores de Transporte Público, sumó el módulo temático denominado “Buen trato para la perspectiva de género” a la capacitación en educación vial y buenas prácticas que estaba destinada a choferes de servicios públicos.

Ahora, con el proyecto de López ya aprobado en el recinto de sesiones, eso se extenderá a todos los solicitantes de licencias de conducir de manera obligatoria, ya sea para transporte público o privado, y estará articulado entre la Secretaría de Género y Derechos Humanos, la Secretaría de Control y Convivencia y la Dirección de Tránsito de la Municipalidad.


Cruce en redes


“Obligan a las personas a realizar un curso sobre ‘perspectiva de género’ para obtener la licencia de conducir Imposición y claro avasallamiento a las libertades ideológicas, cuando lo que debe importar son las habilidades técnicas y el conocimiento de las normas de tránsito”, expresó vía Twitter el diputado provincial Walter Ghione, del bloque Somos Vida y Familia, en sintonía con los ediles de Cambiemos que votaron en contra de la iniciativa.

En esa misma red social, la edila Norma López, le respondió con ironía: “Hola Walter!!! Se ve que no leíste el proyecto. Las habilidades técnicas y el código de tránsito es lo que determina si te dan la licencia. El avasallamiento de libertades ideológicas?? Veo que arrobaste a todos varones. Alguna razón?”.

Dos de los concejales que votaron en contra, Roy López Molina y Agapito Blanco, ambos de Cambiemos, expresaron su rechazo a la iniciativa. Para otorgar la licencia de conducir, la Municipalidad sólo debe verificar las condiciones psicofísicas y habilidades técnicas adquiridas para manejar un auto o una moto en la vía pública. El Estado no puede ni debe aprovechar esa oportunidad con otro fin que no sea la seguridad vial”, consideró López Molina.

“Si hay violencia es porque el Estado fracasó en todas sus instancias, y eso no se revierte en un curso de unas horas que está destinado a autorizar el manejo de motovehículos. No hay que confundir ideología con verdaderas políticas públicas. Por eso, votamos en contra”, agregó.

“Fuimos el único bloque que nos opusimos al proyecto que impone la obligatoriedad de realizar un curso de perspectiva de género, a todos aquellos que tramiten su licencia de conducir. El Estado sólo debe certificar que el poseedor de la licencia cumple con los requisitos para poder conducir. Utilizar esa instancia para adoctrinar ideológicamente es autoritario”, cuestionó por su parte Blanco.



+info


El Concejo aprobó la creación del Registro de Cultivos Terapéuticos de Cannabis en Rosario

Frente a la crisis, la Municipalidad solicitó al Concejo declarar la emergencia del sistema del transporte en Rosario