Para Chale, Uber gana adhesión “por las deficiencias del sistema de taxis”

Foto: Infobae.

El concejal Sebastián Chale se refirió a la polémica ante el desembarco en nuestro país de Uber, la empresa que, a través de una aplicación para móviles, permite a los particulares ofrecer su coche como medio de transporte: “Las nuevas aplicaciones han revolucionado el servicio. Y si bien Uber hoy no se enmarca en la legislación vigente, gana adhesión por las deficiencias del sistema de taxis. Hay que analizar incorporar al servicio aquellos aspectos diferenciales que plantean estas aplicaciones”.

“El sistema de coches de alquiler en nuestro país es un servicio público impropio, es decir, funciona a partir de licencias que otorga el Estado, permitiendo así controlar frecuencia, calidad, funcionamiento de servicio, etcétera. Uber rompe con esta esencia de servicio público y pasa a la esfera de lo privado, conectando oferta y demanda sin intervención de ningún tipo de regulación. Esto representa la pérdida de posibilidad de control sobre el funcionamiento del sistema”, estimó Chale.

“El transporte de pasajeros es un servicio público, por eso estas empresas no pueden operar sin que el Estado las habilite”, precisó. En Rosario tanto conductores como vehículos deben estar habilitados por la Municipalidad para trasladar pasajeros.

Por otro lado el edil admitió que si estas propuestas tienen eco es por fisuras en el mismo servicio: “Por supuesto, no podemos dejar de reconocer que si las empresas se reproducen en todo el mundo es porque hay falencias en el sistema actual que estos nuevos servicios vienen a satisfacer, por ejemplo el pago con tarjeta de crédito, una medida urgente”.

Otra posibilidad que permiten las nuevas aplicaciones es la valoración (puntuación) de los conductores: “Este sistema colaborativo es un gran beneficio que el sistema convencional de taxis debería incorporar. No podemos negarnos a debatir aquellos aspectos innovadores y positivos que estas aplicaciones traen aparejados”.

Actualmente Uber está realizando en Argentina un proceso de preselección de conductores que incluye una revisión de antecedentes penales,  auto modelo 2009 en adelante, buenas condiciones físicas y mecánicas, 4 puertas y espacio para valijas. Cumplidos estos requisitos, se puede dar de alta como socio conductor.

Regulación de apps

En relación a esta temática, otro proyecto que tuvo tratamiento en el último año fue la iniciativa para regular las apps para pedir taxis, que hoy también funcionan en nuestra ciudad sin ningún tipo de monitoreo, como Easy Taxi. Las aplicaciones permiten pedir un taxi a través del celular, incorporando una nueva vía de comunicación y generando medidas de seguridad que benefician a choferes y pasajeros.

La propuesta busca modificar la ordenanza de radiollamadas incorporando esta figura: “Sumando esta aplicación a la normativa que rige el servicio de taxis, pretendemos adaptar un servicio público a las nuevas tecnologías, brindando otro canal de ingreso que optimice el trabajo del chofer y al mismo tiempo, una iniciativa que logre un trayecto con mayor seguridad”, indicó Chale, también autor de esta iniciativa.

Ya son cuatro las que están funcionando en la ciudad (Easy Taxi, Taxi Voy, Taxi Guardian y Pide tu Taxi). Se calcula que más de mil taxistas en Rosario se suscribieron a ellas y sólo para las fiestas de fin de año, uno de estos servicios contó con más de 12 mil viajes.

“Esta tecnología le permite al pasajero saber desde el principio qué vehículo usará y quién será su chofer, además de seguir en tiempo real el recorrido del coche hasta la ubicación del usuario. Por su parte, el taxista recibe nombre del cliente, dirección y teléfono. Hoy la gente está usando el sistema y sin embargo, el municipio no tiene medios para monitorear su funcionamiento. Al no estar regulado, ¿qué se hace si alguien usa un celular robado, si una persona tiene un reclamo o si se cobra mal un viaje? La regulación es necesaria y urgente pensando en el beneficio de taxistas y usuarios”,  concluyó Chale.